rodrigokenton20mar092Sin minimizar el rival y más bien alabando el potencial futbolístico la fuerza y capacidad que han tenido de ir creciendo en su área, es como jugadores y miembros del cuerpo técnico de la tricolor ven a su próximo rival en los cuartos de final por la Copa Oro 2009, la isla de Guadalupe.

Huyendo al calor y las altas temperaturas, la tricolor comenzó a practicar sus primeros movimientos en uno de los salones del Hotel Sheraton, para el definitivo cara a cara con Guadalupe, uno de los encuentros que aprovecharán ambas selecciones para demostrar todo su potencial y dejar claro por qué disputan un cupo a las semifinales.

“Hoy en día no existen equipos pequeños y prueba de esto es la Selección de Guadalupe que venía con un invicto, de ahí que en lugar de minimizarlo debemos buscar como neutralizarlos, debido a que por lo que he visto siento que enfrentaremos a un equipo muy ordenado en bloque, bien parados en defensa y ataque, así como se repliega bien y se ordena cuando no tienen el balón”, comentó el estratega nacional Rodrigo Kenton, quien a su vez aseveró que tiene que hacerle frente al partido con las características e ideas que ha venido implementando esta selección y sin importar el rival.

Kenton dijo que pese a que según los números el favorito para pasar a semifinales es Costa Rica, el equipo no vive de estadísticas, por lo que con esfuerzo, trabajo y mucha concentración llegarán a enfrentar, por segunda ocasión en la historia, a los guadalupanos, una selección calificada como pequeña pero que en cualquier momento puede sorprender a su rival.

La última vez que Costa Rica enfrentó a la Selección de Guadalupe fue en la pasada Copa Oro 2007, cuando la nacional derrotó a los caribeños 1 – 0 con anotación del actual capitán Walter Centeno.