EstadioRicardoSaprissa2La determinación de la Caja Costarricense del Seguro Social de cerrar las instalaciones del Ricardo Saprissa no solo perjudica la realización del clásico y el desarrollo del Campeonato Nacional, sino el trabajo que tiene planificado la Selección Mayor, así como la realización del encuentro de ida por la fase de repechaje ante Uruguay.

Sin ánimos de querer evadir responsabilidades con entes gubernamentales, pero haciendo un llamado al análisis antes de tomar decisiones que pueden perjudicar a todo un pueblo costarricense que no quiere más trabas en el fútbol nacional, es la posición de los representantes de la Federación Costarricense de Fútbol, que solicitan que se tome en consideración el trabajo que tiene planificado y el encuentro que está programado para que realice la Selección Mayor ante su similar de Uruguay el próximo 14 de noviembre.

“No queremos omitir pagos y procesos, pero si queremos que se analice a profundidad lo perjudicial que puede ser un cierre de las instalaciones deportivas del Ricardo Saprissa.
El retrasar la realización del clásico nacional deja diezmado al cuerpo técnico de la Selección Mayor, obligándolo a iniciar trabajos sin los jugadores del Saprissa y Alajuelense, y de igual manera pone en riesgo la realización del encuentro de ida por la fase de repechaje ante Uruguay, debido a que en este momento el único estadio que cuenta con el aval de la FIFA para disputar encuentros de la Selección Mayor es el Ricardo Saprissa”, señaló el Secretario General de la FEDEFUTBOL Joseph Ramírez.

Por estas razones es que desde ya la Federación Costarricense de Fútbol se compromete con el fútbol nacional, para colaborar conversando con personeros de la CCSS y representantes de Casa Presidencial, para recurrir a sus buenos oficios, llegar a un buen entendimiento y evitar que la tricolor vea perjudicada la posibilidad de participar nuevamente en una cita mundialista.