ConferenciadePrensaCasoAllanamientoFEDEFUTBOL13nov09.jpgHacer un alto a todas las personas malintencionadas que quieren manchar y desacreditar la labor de los funcionarios de la FEDEFUTBOL es lo que solicita el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol Eduardo Li, quien en rueda de prensa no pudo ocultar su molestia por las constantes persecuciones de personas que únicamente buscan dañar la imagen de la Federación.

Un allanamiento a las oficinas contables del Proyecto Goal, así como a la Liga de Fútbol Aficionado, realizaron los agentes de la Sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial la mañana de este viernes 13 de noviembre. Operativo que únicamente sirvió para que los personeros del OIJ confirmaran que la FEDEFUTBOL trabaja de manera honesta y transparente.

“Por orden judicial del despacho se recibe una notificación de allanamiento a la Federación de Fútbol y a las oficinas de LINAFA, de ahí que se procede a desalojar ambas instituciones para la debida inspección.
Después de dos horas de análisis pudimos encontrar la información que se buscaba y por ende desestimar la denuncia antes interpuesta”, aseguró el Fiscal de la Sección de Fraudes del OIJ Edgar Oviedo, quien indicó que no podía dar más detalles del caso para no dar un adelanto de criterios.

Por su parte el presidente federativo Eduardo Li manifestó su total molestia por las reiteradas acusaciones que han brotado en contra de la FEDEFUTBOL e insto a la prensa a no prestar oídos a personas malintencionadas que solo andan buscando excusas para dañar a la institución.

“Estoy sumamente molesto por este tipo de acoso. Siento que existen personas empeñadas en hacerle daño a un equipo de trabajo que únicamente se ha dedicado a sacar adelante a la Federación.
Por eso quiero decir públicamente que aquí están los estados contables de la FEDEFUTBOL, para que vengan y revisen todo lo que quieran y se den cuenta que aquí llegamos únicamente a ordenar y tratar de superar los grandes problemas deficitarios que arrastraba la Federación”, indicó el presidente Li, quien finalizó siendo muy enérgico y enfático al decir que no va a permitir que se siga manchando el nombre de la Federación Costarricense de Fútbol.