Reprobar las pruebas de control físico que aplica la Comisión de Arbitraje previo al arranque de cada campeonato de fútbol, deja por fuera del panel arbitral a reconocidos silbateros, que por el momento deberán esperar una segunda aplicación de prueba para optar por la reincorporación al referato costarricense.

Después de tres días de constantes exámenes la Comisión de Arbitraje dio a conocer la lista de árbitros que impartirán justicia en los campeonatos de Primera y Segunda División Nacional; en donde destaca la ausencia de árbitros como Alexandro Jiménez y William Castro, quienes no lograron aprobar las mediciones de velocidad, agilidad y resistencia.

“Manejamos un rango para cada prueba y lamentablemente varios se excedieron del tiempo límite o del todo no pudieron finalizar la prueba” comentó el Preparador Físico Allan Brown, quien a su vez indicó que las pruebas nacionales varían a las que aplica FIFA, debido a que desde hace un año al panel tico, además de la velocidad, se le mide la agilidad, así como el tiempo en 200 metros sin pausas.

Según comentó el Coordinador Arbitral de la FEDEFUTBOL Efraín Rodríguez los nombres de los diez árbitros que reprobaron serán valorados por la Comisión, para detallar cuando podrán volver a aplicar para pertenecer al panel arbitral. “De los 73 aspirantes diez silbateros no lograron aprobar las mediciones físicas, de los cuales cuatro ya contaban con un nombramiento para dirigir en encuentros del próximo fin de semana de la Primera y Segunda División, por lo que los mantendremos, pero a partir del lunes ya no contarán con más nombramientos”, puntualizó Rodríguez, quien dijo que a un día del arranque de los juegos de la UNAFUT y la Liga de Ascenso es complicado hacer nuevos nombramientos.

Los árbitros que no cumplieron con los rangos mínimos que exige la Comisión de Arbitraje son:
Alexandro Jiménez
Randall López
Álvaro Alvarado
William Castro
Kylor Herrero
Danny Lobo
Narquín Núñez
Ivan Solano

Jeffrey Santamaría y Mario Arturo Barrantes, solicitaron la aplicación de la prueba para regresar a las canchas, pero no se hicieron presentes para aplicarla.