Slider

«Hay que cambiar la actitud»

Con una deuda pendiente y con sed de revancha la Selección Sub-20 de Costa Rica regresó a los entrenamientos la mañana de este lunes 13 de diciembre en el Complejo Deportivo Fedefútbol – Plycem, con miras al juego de vuelta contra El Salvador por el repechaje centroamericano hacia el premundial de Guatemala, que se disputará en el 2011.

Los ticos cayeron el sábado 1-0 en Metapán y para el próximo sábado, a partir de las 4 p.m. en el estadio Ricardo Saprissa, llegan con la obligación de ganar por más de un gol de diferencia para seguir su camino hacia el Mundial Juvenil que se realizará el próximo año en Colombia.

El seleccionador Ronald González recalca que su equipo necesita un cambio en el aspecto mental para poder superar el escollo cuscatleco. «Hay que cambiar la actitud, debemos mostrar más rebeldía, pundonor y agallas», señala el entrenador, quien reconoce que sus jugadores están obligados a mostrar otro nivel individual y colectivo en el choque que se jugará en Tibás.

«Todo pasa por lo mental porque en el primer partido no estuvimos a la altura. Al equipo le resiento falta de compromiso, pero lo positivo es que los muchachos están conscientes de que se están jugando su futuro futbolístico», agrega González, apuntando a que en el Ricardo Saprissa se tendrán otras condiciones que deben favorecerle a su plantel. «La cancha es más grande y podemos aprovechar más las individualidades al servicio del equipo. También debemos sacarle provecho a la pelota quieta, que es otra de nuestras virtudes y que allá no pudimos aprovechar», finaliza Ronald.

«Hay que cambiar la actitud»

Con una deuda pendiente y con sed de revancha la Selección Sub-20 de Costa Rica regresó a los entrenamientos la mañana de este lunes 13 de diciembre en el Complejo Deportivo Fedefútbol – Plycem, con miras al juego de vuelta contra El Salvador por el repechaje centroamericano hacia el premundial de Guatemala, que se disputará en el 2011.

Los ticos cayeron el sábado 1-0 en Metapán y para el próximo sábado, a partir de las 4 p.m. en el estadio Ricardo Saprissa, llegan con la obligación de ganar por más de un gol de diferencia para seguir su camino hacia el Mundial Juvenil que se realizará el próximo año en Colombia.

El seleccionador Ronald González recalca que su equipo necesita un cambio en el aspecto mental para poder superar el escollo cuscatleco. «Hay que cambiar la actitud, debemos mostrar más rebeldía, pundonor y agallas», señala el entrenador, quien reconoce que sus jugadores están obligados a mostrar otro nivel individual y colectivo en el choque que se jugará en Tibás.

«Todo pasa por lo mental porque en el primer partido no estuvimos a la altura. Al equipo le resiento falta de compromiso, pero lo positivo es que los muchachos están conscientes de que se están jugando su futuro futbolístico», agrega González, apuntando a que en el Ricardo Saprissa se tendrán otras condiciones que deben favorecerle a su plantel. «La cancha es más grande y podemos aprovechar más las individualidades al servicio del equipo. También debemos sacarle provecho a la pelota quieta, que es otra de nuestras virtudes y que allá no pudimos aprovechar», finaliza Ronald.