100 años de pasión por el Futbol

FEDEFUTBOL alza la voz en contra del racismo

Tratando de hacer eco del mensaje que por años ha tratado de divulgar la FIFA, es que nuevamente la Federación Costarricense de Fútbol hace un llamado a la familia del balompié nacional para decir NO al racismo y a la violencia en los estadios.

La FEDEFUTBOL se une a la UNAFUT al manifestar un rechazo a los actos de violencia, xenofobia y racismo que amenazan con la hermandad costarricense.

“Así como la FIFA lo promueve y hasta sanciona en sus competencias, el fútbol de Costa Rica no puede quedar exento de esto, por lo que instamos a que se doblen esfuerzos para velar por el cumplimiento del Fair Play, tanto dentro del terreno de juego, como en las graderías”, indicó el Presidente de la Federación, Eduardo Li.

El dirigente federativo aseguro que colaborarán no solo con la Primera División, sino también con las demás ligas que conforman la FEDEFUTBOL, para extinguir los actos racistas que traten de oscurecer el balompié nacional y a futuro llegar a ser un país “modelo” para el resto del mundo.

FEDEFUTBOL alza la voz en contra del racismo

Tratando de hacer eco del mensaje que por años ha tratado de divulgar la FIFA, es que nuevamente la Federación Costarricense de Fútbol hace un llamado a la familia del balompié nacional para decir NO al racismo y a la violencia en los estadios.

La FEDEFUTBOL se une a la UNAFUT al manifestar un rechazo a los actos de violencia, xenofobia y racismo que amenazan con la hermandad costarricense.

“Así como la FIFA lo promueve y hasta sanciona en sus competencias, el fútbol de Costa Rica no puede quedar exento de esto, por lo que instamos a que se doblen esfuerzos para velar por el cumplimiento del Fair Play, tanto dentro del terreno de juego, como en las graderías”, indicó el Presidente de la Federación, Eduardo Li.

El dirigente federativo aseguro que colaborarán no solo con la Primera División, sino también con las demás ligas que conforman la FEDEFUTBOL, para extinguir los actos racistas que traten de oscurecer el balompié nacional y a futuro llegar a ser un país “modelo” para el resto del mundo.