Slider

«Nunca se pone más oscuro que cuando va a amanecer»

San Salvador, 12, octubre 2012

Esta célebre frase del poeta costarricense Isaac Felipe Azofeifa, se ajusta como “anillo al dedo” para el partido crucial que se jugará a partir de las 7:30 de la noche en el Estadio Cuscatlán de El Salvador, ya que un empate o un triunfo ante los salvadoreños mantiene viva la llama de la esperanza de los costarricense de soñar camino al Mundial Brasil 2014, no sin antes debemos superar a Guyana y la hexagonal.

No obstante el  juego de esta noche entre las representaciones de El Salvador y Costa Rica,  no debe empañar la fraternidad que existe entre dos aficiones de  países hermanos centroamericanos, es cierto que el futbol despierta pasión, pero no da para escuchar algunas palabras o frases bélicas que se han dejado mencionar últimamente con motivo de este encuentro,  que también ha despertado grandes expectativas por lo que está en juego, una posible participación en la próxima Copa del Mundo.

Hoy  asistimos a una fiesta deportiva entre dos grandes selecciones de Centroamérica, que esta noche estamos seguros deleitarán con sus jugadas, argumentos, conceptos de juego, técnica y táctica a los aficionados que estarán en el Estadio de Cuscatlán y a los que verán el espectáculo por televisión o escucharán el partido por radio.

Les aseguro con toda propiedad que en nuestra Selección se respira un aire de mucha unión de compañerismo y ante todo de coraje, ganas, entrega  y deseos de darle una satisfacción a nuestra afición, nuestros muchachos saldrán a la cancha a darlo todo con hidalguía y pundonor deportivo, pensando en nuestra querida Costa Rica.

Y tenemos con qué, Costa Rica tiene  en su formación jugadores de la talla  mundial y  experiencia en encuentros internacionales, tal es el  caso del referente y líder del grupo Bryan Ruíz del Fulham de Inglaterra, Alvaro Saborío del Real Salt Lake,  Christian Bolaños del Copenague,  Joel Campbell del Real Betis y Keylor Navas del Levante de España, por citar solo una muestra del potencial de jugadores que militan en las principales ligas del futbol foráneo,  y ni que decir de los jugadores locales, nadie duda del esfuerzo y la dedicación que ha puesto el goleador del campeonato Christian Lagos por tratar de ocupar un puesto en la nacional, Nestor Monge, Keylor Soto, Jhonny Acosta, José Miguel Cubero, Yeltsin Tejeda, Randall Brenes y los recién llamados por Jorge Luis Pinto, Allen el “Cusuco” Guevara  y Pablo Salazar entre otros.

Claro que es un partido donde están en juego  muchos intereses, ilusiones, esperanzas, sueños,  es un partido como se diría “no apto para cardiacos”  de mucho nervio y  temple y lo que vale es el trabajo, serio, arduo, responsable del cuerpo técnico encabezado por Jorge Luis Pinto y dos grandes figuras de nuestro futbol que pusieron en el pasado muy en alto el nombre de Costa Rica, Paulo César Wanchope y Luis Marín.

La mesa está servida, los invitados estaremos esperando el pitazo final y el resultado, que esperemos sea  favorable a Costa Rica, por eso con esta presión que tienen ambas selecciones, nosotros  saltaremos a la cancha a darlo todo, porque cuando  “tenemos el agua hasta el  cuello” es cuando sacamos la casta y los resultados,   mañana queremos amanecer  con la victoria para Costa Rica,  por eso como dijo don Isaac Felipe Azofeifa

«Nunca se pone más oscuro que cuando va a amanecer»,

Manuel Muñoz Alemán

Director de Comunicación

«Nunca se pone más oscuro que cuando va a amanecer»

San Salvador, 12, octubre 2012

Esta célebre frase del poeta costarricense Isaac Felipe Azofeifa, se ajusta como “anillo al dedo” para el partido crucial que se jugará a partir de las 7:30 de la noche en el Estadio Cuscatlán de El Salvador, ya que un empate o un triunfo ante los salvadoreños mantiene viva la llama de la esperanza de los costarricense de soñar camino al Mundial Brasil 2014, no sin antes debemos superar a Guyana y la hexagonal.

No obstante el  juego de esta noche entre las representaciones de El Salvador y Costa Rica,  no debe empañar la fraternidad que existe entre dos aficiones de  países hermanos centroamericanos, es cierto que el futbol despierta pasión, pero no da para escuchar algunas palabras o frases bélicas que se han dejado mencionar últimamente con motivo de este encuentro,  que también ha despertado grandes expectativas por lo que está en juego, una posible participación en la próxima Copa del Mundo.

Hoy  asistimos a una fiesta deportiva entre dos grandes selecciones de Centroamérica, que esta noche estamos seguros deleitarán con sus jugadas, argumentos, conceptos de juego, técnica y táctica a los aficionados que estarán en el Estadio de Cuscatlán y a los que verán el espectáculo por televisión o escucharán el partido por radio.

Les aseguro con toda propiedad que en nuestra Selección se respira un aire de mucha unión de compañerismo y ante todo de coraje, ganas, entrega  y deseos de darle una satisfacción a nuestra afición, nuestros muchachos saldrán a la cancha a darlo todo con hidalguía y pundonor deportivo, pensando en nuestra querida Costa Rica.

Y tenemos con qué, Costa Rica tiene  en su formación jugadores de la talla  mundial y  experiencia en encuentros internacionales, tal es el  caso del referente y líder del grupo Bryan Ruíz del Fulham de Inglaterra, Alvaro Saborío del Real Salt Lake,  Christian Bolaños del Copenague,  Joel Campbell del Real Betis y Keylor Navas del Levante de España, por citar solo una muestra del potencial de jugadores que militan en las principales ligas del futbol foráneo,  y ni que decir de los jugadores locales, nadie duda del esfuerzo y la dedicación que ha puesto el goleador del campeonato Christian Lagos por tratar de ocupar un puesto en la nacional, Nestor Monge, Keylor Soto, Jhonny Acosta, José Miguel Cubero, Yeltsin Tejeda, Randall Brenes y los recién llamados por Jorge Luis Pinto, Allen el “Cusuco” Guevara  y Pablo Salazar entre otros.

Claro que es un partido donde están en juego  muchos intereses, ilusiones, esperanzas, sueños,  es un partido como se diría “no apto para cardiacos”  de mucho nervio y  temple y lo que vale es el trabajo, serio, arduo, responsable del cuerpo técnico encabezado por Jorge Luis Pinto y dos grandes figuras de nuestro futbol que pusieron en el pasado muy en alto el nombre de Costa Rica, Paulo César Wanchope y Luis Marín.

La mesa está servida, los invitados estaremos esperando el pitazo final y el resultado, que esperemos sea  favorable a Costa Rica, por eso con esta presión que tienen ambas selecciones, nosotros  saltaremos a la cancha a darlo todo, porque cuando  “tenemos el agua hasta el  cuello” es cuando sacamos la casta y los resultados,   mañana queremos amanecer  con la victoria para Costa Rica,  por eso como dijo don Isaac Felipe Azofeifa

«Nunca se pone más oscuro que cuando va a amanecer»,

Manuel Muñoz Alemán

Director de Comunicación