Slider

“Yo soy Amelia Valverde”

Amelia 1Esta semana la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol) nombró a Amelia Valverde Villalobos como la entrenadora, la responsable de guiar a la selección femenina, en el Mundial de Canadá 2015.

Ella es una mujer apasionada a lo que hace, creyente en Dios, introvertida fuera de la cancha pero dinámica dentro del terreno de juego.

Tiene 28 años, los cumplió el pasado miércoles 14 de enero, su padre es inspector de tránsito en Palmares, su madre, ya jubilada, fue 33 años jueza y su hermano Ernesto, editor audiovisual, lo considera su gran apoyo y motivación. Para Amelia es más fácil enumerar la comida que no le agrada que la que le gusta. Tiene un paladar sencillo, con arroz, frijoles y carne es feliz.

Es egresada de la Universidad Nacional (UNA), en donde se preparó como educadora física. Jugó 8 años en la categoría profesional con el equipo Flores como defensa central  y se estrenó como entrenadora con ese mismo equipo. Ingresó a la Fedefutbol como preparadora física en el 2011.

Dos años después inició como asistente técnica, puesto en el que se mantuvo hasta su nombramiento como seleccionadora mayor. Estos son algunos detalles de su vida.

Nos adentramos un poco en la persona al frente del equipo patrio, para que nos cuente, quien es Amelia Valverde Villalobos.

¿Cómo se define?

Soy una persona introvertida, me gustan las cosas tranquilas, las relaciones sociales no son mi fuerte pero dentro de la cancha todo cambia. Me gusta escuchar, soy flexible en muchas cosas, me gusta que me vean como un apoyo.

¿Defectos?

Es difícil autocriticarse pero creo que soy un poco testaruda, si pienso que algo es así, tiene que ser así.

¿Cuál es su mayor sueño?

Hoy es poder hacer un buen mundial, porque conozco a las jugadoras desde hace mucho tiempo y sé lo que han luchado por estar en ahí, quiero hacer las cosas muy bien y no sólo con esta selección sino con todo el trabajo en el desarrollo del fútbol.

¿Admira a alguien?

Me gusta mucho José Mourinho, es un gran entrenador, demostró que no se necesita haber practicado fútbol para ser bueno enseñándolo. También Maren Meinert (entrenadora de Alemania) y en fin todas las mujeres que deciden hacer cosas buenas por medio del deporte.

¿Comida favorita?

Es más fácil decir la que no me gusta, los mariscos, pejibayes, el pescado, el aguacate y las comidas muy dulces.

¿Pasatiempos favoritos?

Me gusta mucho leer aventura. Pensar por un momento en un mundo de fantasía y que lo mágico existe. El Señor de los anillos, Harry Potter y el Hobbit. También ir a la playa, admirar la naturaleza, descansar mucho cuando puedo y escuchar música cristiana.

¿Algún otro deporte que le guste?

La natación, es mi segundo deporte.

¿Mayores desafíos que ha tenido?

Jugar al fútbol siempre es difícil para una mujer, antes más que ahora. Me acuerdo muy bien que en mi primer partido profesional me gritaban vagabunda, pero me dio fuerzas para luchar porque si estoy aquí tengo que hacerlo bien.

¿Alegrías y tristezas?

Las mayores alegrías fueron las clasificaciones sub-20 y mayor femenino el año pasado. Con la selección juvenil fue impresionante ver como remontamos, luego de ir perdiendo 3-1. Ganar como lo hicimos con la mayor, en los penales, fue grandioso.

Mi mayor tristeza fue quedar eliminada con la sub-20 en la eliminatoria del 2011 en UNCAF, fue un momento muy difícil.

Amelia Valverde¿Un recuerdo que la haya marcado?

Fue cuando dirigía Flores, el equipo estaba muy mal económicamente, sólo podíamos entrenar dos veces a la semana, me acuerdo que yo tenía que jalar bolas y andaba mi carro lleno de cosas para entrenar y hasta pagué para hacer unos chalecos para entrenar.

Nos tocaba jugar con el equipo más fuerte y que venía invicto, nosotras por lo contrario no veníamos pasando un buen momento. Al final ganamos 3-1 y fuimos la sorpresa.

Ese día cambie la forma de ver las cosas, me hizo cambiar la perspectiva y entendí que a pesar de que si somos inferiores, si no bajamos los brazos y tenemos esperanza, podemos hacer grandes cosas.

¿Cómo se toma las críticas Amelia Valverde?

Con mucha tranquilidad, a veces hay dudas de la gente por mi edad pero confió en que he hecho bien mi trabajo y así vamos a seguirlo haciéndolo. La edad va a depender de cómo se hayan aprovechado los momentos y en lo que realmente se haya querido aprender.

“Yo soy Amelia Valverde”

Amelia 1Esta semana la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol) nombró a Amelia Valverde Villalobos como la entrenadora, la responsable de guiar a la selección femenina, en el Mundial de Canadá 2015.

Ella es una mujer apasionada a lo que hace, creyente en Dios, introvertida fuera de la cancha pero dinámica dentro del terreno de juego.

Tiene 28 años, los cumplió el pasado miércoles 14 de enero, su padre es inspector de tránsito en Palmares, su madre, ya jubilada, fue 33 años jueza y su hermano Ernesto, editor audiovisual, lo considera su gran apoyo y motivación. Para Amelia es más fácil enumerar la comida que no le agrada que la que le gusta. Tiene un paladar sencillo, con arroz, frijoles y carne es feliz.

Es egresada de la Universidad Nacional (UNA), en donde se preparó como educadora física. Jugó 8 años en la categoría profesional con el equipo Flores como defensa central  y se estrenó como entrenadora con ese mismo equipo. Ingresó a la Fedefutbol como preparadora física en el 2011.

Dos años después inició como asistente técnica, puesto en el que se mantuvo hasta su nombramiento como seleccionadora mayor. Estos son algunos detalles de su vida.

Nos adentramos un poco en la persona al frente del equipo patrio, para que nos cuente, quien es Amelia Valverde Villalobos.

¿Cómo se define?

Soy una persona introvertida, me gustan las cosas tranquilas, las relaciones sociales no son mi fuerte pero dentro de la cancha todo cambia. Me gusta escuchar, soy flexible en muchas cosas, me gusta que me vean como un apoyo.

¿Defectos?

Es difícil autocriticarse pero creo que soy un poco testaruda, si pienso que algo es así, tiene que ser así.

¿Cuál es su mayor sueño?

Hoy es poder hacer un buen mundial, porque conozco a las jugadoras desde hace mucho tiempo y sé lo que han luchado por estar en ahí, quiero hacer las cosas muy bien y no sólo con esta selección sino con todo el trabajo en el desarrollo del fútbol.

¿Admira a alguien?

Me gusta mucho José Mourinho, es un gran entrenador, demostró que no se necesita haber practicado fútbol para ser bueno enseñándolo. También Maren Meinert (entrenadora de Alemania) y en fin todas las mujeres que deciden hacer cosas buenas por medio del deporte.

¿Comida favorita?

Es más fácil decir la que no me gusta, los mariscos, pejibayes, el pescado, el aguacate y las comidas muy dulces.

¿Pasatiempos favoritos?

Me gusta mucho leer aventura. Pensar por un momento en un mundo de fantasía y que lo mágico existe. El Señor de los anillos, Harry Potter y el Hobbit. También ir a la playa, admirar la naturaleza, descansar mucho cuando puedo y escuchar música cristiana.

¿Algún otro deporte que le guste?

La natación, es mi segundo deporte.

¿Mayores desafíos que ha tenido?

Jugar al fútbol siempre es difícil para una mujer, antes más que ahora. Me acuerdo muy bien que en mi primer partido profesional me gritaban vagabunda, pero me dio fuerzas para luchar porque si estoy aquí tengo que hacerlo bien.

¿Alegrías y tristezas?

Las mayores alegrías fueron las clasificaciones sub-20 y mayor femenino el año pasado. Con la selección juvenil fue impresionante ver como remontamos, luego de ir perdiendo 3-1. Ganar como lo hicimos con la mayor, en los penales, fue grandioso.

Mi mayor tristeza fue quedar eliminada con la sub-20 en la eliminatoria del 2011 en UNCAF, fue un momento muy difícil.

Amelia Valverde¿Un recuerdo que la haya marcado?

Fue cuando dirigía Flores, el equipo estaba muy mal económicamente, sólo podíamos entrenar dos veces a la semana, me acuerdo que yo tenía que jalar bolas y andaba mi carro lleno de cosas para entrenar y hasta pagué para hacer unos chalecos para entrenar.

Nos tocaba jugar con el equipo más fuerte y que venía invicto, nosotras por lo contrario no veníamos pasando un buen momento. Al final ganamos 3-1 y fuimos la sorpresa.

Ese día cambie la forma de ver las cosas, me hizo cambiar la perspectiva y entendí que a pesar de que si somos inferiores, si no bajamos los brazos y tenemos esperanza, podemos hacer grandes cosas.

¿Cómo se toma las críticas Amelia Valverde?

Con mucha tranquilidad, a veces hay dudas de la gente por mi edad pero confió en que he hecho bien mi trabajo y así vamos a seguirlo haciéndolo. La edad va a depender de cómo se hayan aprovechado los momentos y en lo que realmente se haya querido aprender.