Slider

Poveda: “plantearemos nuestro juego”

Los entrenadores y los jugadores no dejan nada al azar para el clásico del próximo domingo. Los silbateros tampoco y es por eso que Randall Poveda, quien será el central de ese juego, aseguró que ya están listos.

Ellos se preparan no solo físicamente, sino tácticamente para enfrentar el clásico nacional.

El planteamiento del sistema de juego, así como lo que puede hacer o no un jugador durante el cotejo, son tan solo algunos de los detalles que estudia a profundidad Poveda, quien sin inconvenientes aseguró que previo a cada encuentro habla con los asistentes técnicos de cada equipo para conocer si saldrán atacando o defendiéndose.

“Así como un entrenador hace un análisis del rival, nosotros hacemos el nuestro para planificar el juego. En el momento que estamos en el camerino y nos dan la alineación nos reunimos para valorar a cada equipo; me gusta hablar con los asistentes de cada equipo para medir como van a plantarse y ver si van a salir atacando o defendiéndose, eso nos ayuda mucho”, declaró Randall Poveda.

Pero durante los 90 minutos el silbatero sabe que la historia es otra y aunque apelan al espíritu de juego limpio y al buen espectáculo por parte de los jugadores, no dejan las cosas al azar y la charla con los capitanes es preámbuloRandall Poveda 1 fundamental previo al arranque del cotejo.

“Siempre previo al encuentro tratamos de conversar con el capitán para recordarles que el espectáculo lo dan ellos, que se dediquen a jugar, que me conocen y los conozco, por lo que no queremos sorpresas”, dijo el central.

Pero los encuentros que disputarán la próxima semana tanto Alajuelense como Saprissa, por la Liga de Campeones de la CONCACAF, se convierten en aliados del cuarteto arbitral, debido a que la importancia de los juegos llevará a ambas escuadras a cuidarse mucho más dentro del terreno de juego.

“Sabemos que ambos equipos jugaran dos encuentros muy importantes por la CONCACAF, por lo que creemos que el juego no será muy friccionado, los jugadores se deben cuidar para evitar lesiones o cualquier inconveniente que le pueda complicar el partido internacional”, expresó Randall.

El central del clásico nacional descartó la “mano dura” para el juego del próximo domingo, pero aseguró que siempre hará valer las reglas de juego.

“Creemos que el partido será abierto, bonito, con dos equipos que se dedicarán a jugar fútbol, por lo que si el jugador colabora con esa parte la labor del árbitro pasará desapercibida”, aseveró el referí.

Poveda finalizó asegurando que aunque partidos como el clásico se juega desde días antes con declaraciones entre dirigentes y jugadores ellos procuran mantenerse al margen para enfocarse en su trabajo y llegar al estadio concentrados en la importante labor que tienen que ejercer.

Randall Poveda dirigirá el clásico número 293 del campeonato nacional de la Primera división, en el que será asistido por Octavio Jara y Carlos Fernández, mientras que el cuarto árbitro será Hugo Cruz.

Poveda: “plantearemos nuestro juego”

Los entrenadores y los jugadores no dejan nada al azar para el clásico del próximo domingo. Los silbateros tampoco y es por eso que Randall Poveda, quien será el central de ese juego, aseguró que ya están listos.

Ellos se preparan no solo físicamente, sino tácticamente para enfrentar el clásico nacional.

El planteamiento del sistema de juego, así como lo que puede hacer o no un jugador durante el cotejo, son tan solo algunos de los detalles que estudia a profundidad Poveda, quien sin inconvenientes aseguró que previo a cada encuentro habla con los asistentes técnicos de cada equipo para conocer si saldrán atacando o defendiéndose.

“Así como un entrenador hace un análisis del rival, nosotros hacemos el nuestro para planificar el juego. En el momento que estamos en el camerino y nos dan la alineación nos reunimos para valorar a cada equipo; me gusta hablar con los asistentes de cada equipo para medir como van a plantarse y ver si van a salir atacando o defendiéndose, eso nos ayuda mucho”, declaró Randall Poveda.

Pero durante los 90 minutos el silbatero sabe que la historia es otra y aunque apelan al espíritu de juego limpio y al buen espectáculo por parte de los jugadores, no dejan las cosas al azar y la charla con los capitanes es preámbuloRandall Poveda 1 fundamental previo al arranque del cotejo.

“Siempre previo al encuentro tratamos de conversar con el capitán para recordarles que el espectáculo lo dan ellos, que se dediquen a jugar, que me conocen y los conozco, por lo que no queremos sorpresas”, dijo el central.

Pero los encuentros que disputarán la próxima semana tanto Alajuelense como Saprissa, por la Liga de Campeones de la CONCACAF, se convierten en aliados del cuarteto arbitral, debido a que la importancia de los juegos llevará a ambas escuadras a cuidarse mucho más dentro del terreno de juego.

“Sabemos que ambos equipos jugaran dos encuentros muy importantes por la CONCACAF, por lo que creemos que el juego no será muy friccionado, los jugadores se deben cuidar para evitar lesiones o cualquier inconveniente que le pueda complicar el partido internacional”, expresó Randall.

El central del clásico nacional descartó la “mano dura” para el juego del próximo domingo, pero aseguró que siempre hará valer las reglas de juego.

“Creemos que el partido será abierto, bonito, con dos equipos que se dedicarán a jugar fútbol, por lo que si el jugador colabora con esa parte la labor del árbitro pasará desapercibida”, aseveró el referí.

Poveda finalizó asegurando que aunque partidos como el clásico se juega desde días antes con declaraciones entre dirigentes y jugadores ellos procuran mantenerse al margen para enfocarse en su trabajo y llegar al estadio concentrados en la importante labor que tienen que ejercer.

Randall Poveda dirigirá el clásico número 293 del campeonato nacional de la Primera división, en el que será asistido por Octavio Jara y Carlos Fernández, mientras que el cuarto árbitro será Hugo Cruz.