Las posibilidades están intactas

San Pedro Sula (Honduras) Ya más en frío, con la serenidad que dan las horas, Marcelo Herrera, técnico de la selección nacional sub 17, analizó lo que se mostró ante Canadá, pero ante todo, lo que se viene en el Premundial de la Concacaf.

Reconociendo lo duro que es digerir la derrota, que por supuesto no estaba presupuestada, asegura que las posibilidades de llegar al Mundial de Chile están intactas y que se luchará por alcanzar ese objetivo.

En el lobby del Hotel Monte Olivo, habló con la tranquilidad que da el trabajo, no buscó justificaciones de la derrota, pero si, alentó que mientras los números den, se luchará para estar en Chile.

¿Qué conclusiones ha podido sacar del partido ante Canadá?
La verdad es que fue un golpe duro porque mínimo el empate hubiese estado bien. No voy a buscar escusas ni justificarme porque se perdió, pero el esfuerzo y la actitud de los chicos, así como la intensidad con la que jugamos, no era para llevarnos ese resultado.
De todas maneras en el fútbol hay que hacer goles, ellos hicieron uno más que nosotros, de mala suerte que todos de táctica fija, balón parado y eso duele más, después de haberlo trabajado tanto.

Popeye 2 (1)¿Qué rescata del equipo?
La intensidad con la que juegan, no se guardan nada, sienten el partido, lo viven. Hay puntos muy interesantes para tomar en cuenta sobre todo cuando se unen a jugar en sectores del campo, lo hacen muy bien, interpretan lo que uno les pide y lo interpretan de la mejor manera.

¿Cómo siente al grupo anímicamente?
Está bien, son chicos, se reponen rápido. Si hay algo que tenemos que entender nosotros los grandes de los chicos es eso, que el dolor tarda mucho menos en salirse de uno y el espíritu de ellos, las ganas que ponen, hacen que uno se ponga bien para seguir dando las respuestas que se necesitan y que me piden.

¿Queda pasar la hoja?
Lógico, ya pasó Canadá, no se pudo ganar, un partido que se presentaba en la previa como accesible, pero que no fue así, pero quedan nueve puntos en juego y tenemos las chances intactas de pelear.
Yo digo que mientras tengamos alternativas, posibilidades, no hay que darse por vencido, esto recién empezó, van dos partidos, sacamos 3 puntos y seguimos en carrera como todos.

¿Qué piensa de Haití?
Es un equipo duro, no hay que dejarse engañar por el resultado de ayer (7-0), perdieron ante un gran equipo como Panamá, pero no dejan de ser rivales que si uno no los tiene en cuenta te pueden hacer daño, así que hay que tratar de llegar de la mejor manera para que no nos sorprendan.

¿Debemos cambiar algo para ese juego?
No hay nada que cambiar, lo que quiero es que mantengamos la agresividad que insinúan dentro del campo, mientras la intensidad en el juego esté latente y viva.
Después vamos a corregir errores individuales que van a seguir sucediendo en el crecimiento de ellos.

¿Cómo ha visto el premundial hasta ahora?
El torneo me parece muy parejo, no se puede dar por descartado a nadie, rápidamente se preparan para jugar el próximo partido y cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Las posibilidades están intactas

San Pedro Sula (Honduras) Ya más en frío, con la serenidad que dan las horas, Marcelo Herrera, técnico de la selección nacional sub 17, analizó lo que se mostró ante Canadá, pero ante todo, lo que se viene en el Premundial de la Concacaf.

Reconociendo lo duro que es digerir la derrota, que por supuesto no estaba presupuestada, asegura que las posibilidades de llegar al Mundial de Chile están intactas y que se luchará por alcanzar ese objetivo.

En el lobby del Hotel Monte Olivo, habló con la tranquilidad que da el trabajo, no buscó justificaciones de la derrota, pero si, alentó que mientras los números den, se luchará para estar en Chile.

¿Qué conclusiones ha podido sacar del partido ante Canadá?
La verdad es que fue un golpe duro porque mínimo el empate hubiese estado bien. No voy a buscar escusas ni justificarme porque se perdió, pero el esfuerzo y la actitud de los chicos, así como la intensidad con la que jugamos, no era para llevarnos ese resultado.
De todas maneras en el fútbol hay que hacer goles, ellos hicieron uno más que nosotros, de mala suerte que todos de táctica fija, balón parado y eso duele más, después de haberlo trabajado tanto.

Popeye 2 (1)¿Qué rescata del equipo?
La intensidad con la que juegan, no se guardan nada, sienten el partido, lo viven. Hay puntos muy interesantes para tomar en cuenta sobre todo cuando se unen a jugar en sectores del campo, lo hacen muy bien, interpretan lo que uno les pide y lo interpretan de la mejor manera.

¿Cómo siente al grupo anímicamente?
Está bien, son chicos, se reponen rápido. Si hay algo que tenemos que entender nosotros los grandes de los chicos es eso, que el dolor tarda mucho menos en salirse de uno y el espíritu de ellos, las ganas que ponen, hacen que uno se ponga bien para seguir dando las respuestas que se necesitan y que me piden.

¿Queda pasar la hoja?
Lógico, ya pasó Canadá, no se pudo ganar, un partido que se presentaba en la previa como accesible, pero que no fue así, pero quedan nueve puntos en juego y tenemos las chances intactas de pelear.
Yo digo que mientras tengamos alternativas, posibilidades, no hay que darse por vencido, esto recién empezó, van dos partidos, sacamos 3 puntos y seguimos en carrera como todos.

¿Qué piensa de Haití?
Es un equipo duro, no hay que dejarse engañar por el resultado de ayer (7-0), perdieron ante un gran equipo como Panamá, pero no dejan de ser rivales que si uno no los tiene en cuenta te pueden hacer daño, así que hay que tratar de llegar de la mejor manera para que no nos sorprendan.

¿Debemos cambiar algo para ese juego?
No hay nada que cambiar, lo que quiero es que mantengamos la agresividad que insinúan dentro del campo, mientras la intensidad en el juego esté latente y viva.
Después vamos a corregir errores individuales que van a seguir sucediendo en el crecimiento de ellos.

¿Cómo ha visto el premundial hasta ahora?
El torneo me parece muy parejo, no se puede dar por descartado a nadie, rápidamente se preparan para jugar el próximo partido y cualquiera le puede ganar a cualquiera.