Hay días que nunca se olvidan. Uno de esos es cuando se debuta como entrenadora de la Selección  Nacional. Si a eso se le suma que al final de los 90 minutos se logró la victoria, la satisfacción es doble.

Así le pasó a la entrenadora de la selección nacional femenina, Amelia Valverde, quien ante Bosnia comenzó a escribir su propia historia.

“Sentí un gran orgullo poder estar ahí a la cabeza de la selección, pero no sólo hoy sino desde que asumí los entrenamientos sentí un gran privilegio”, expresó Valverde.

Amelia fue ratificada el 12 de enero como la estratega nacional para el Mundial Canadá 2015; selección en la que ha trabajado desde hace cuatro años, primero como preparadora física y luego como la asistente técnica.

Valverde admitió que fue una gran experiencia, pero no dejó de lado las ansias que siente por debutar en el Mundial de Canadá, porque para toda la selección será una experiencia nueva y única, ya que esta es la primera vez que se clasifica a una cita mundial mayor.

Valverde ya estuvo sentada el año pasado en el banquillo nacional, en una copa del mundo como lo fue el mundial sub-20 en Canadá, pero en esta ocasión como la asistente técnica de Carlos Avedissian.

Esta es la primera vez que una selección femenina se foguea en tierras europeas, por lo que jugar el primer partido y ganarlo deja gran satisfacción al cuerpo técnico y jugadoras de que se está haciendo bien el trabajo.

“El equipo está muy contento porque a los rivales que nos vamos a enfrentar son de alto nivel y porque iniciamos haciendo las cosas muy bien. Yo soy consciente y siempre le voy a dar el merito a las jugadoras porque sé que ellas dan más de lo que pueden para sacar la tarea y representar de lo mejor a Costa Rica”, comentó la estratega.

Amelia Valverde no sólo está a cargo de la selección mayor femenina, sino también de la sub-20 y sub-17, que inician este año la eliminatoria de UNCAF a mediados y final de año.

Junto a la estratega, la acompañan en el cuerpo técnico su asistente, Patricia Aguilar, el preparador físico, José Sánchez y el preparador de porteros, Eli Ávila.