Futsala con gran escuela

IMG_9119Pese a que dominaron las acciones la Selección de Futsal cayó en su segundo encuentro amistoso, con marcador de 2 – 1 ante el equipo de Jaraguá, en la Copa Gramado que se disputa en Porto Alegre, Brasil.

Corregir las deficiencias que se cometieron ante A.C.B. Futsal, bicampeón del torneo, fue la meta que se trazó el equipo que dirige el director técnico Diego Solís, objetivo que lograron alcanzar, a pesar de la perdida.

El duelo empezó con un equipo brasileño con mucho ímpetu, que se fue al frente desde el primer minuto, lo que llevó a la tricolor a por momentos replegarse y aguantar en defensa para evitar el gol en contra.

Claros en su línea defensiva, los dirigidos por Solís apostaron al contragolpe, con un gran trabajo y velocidad por sus alas lograron romper la estructura de juego de los brasileños para tomar las riendas del encuentro.

El primer tanto cayó sobre el minuto 13, cuando Christopher Molina se fue sólo frente al marco para enviar un disparo a las redes del meta de Jaraguá y darle la ventaja en el marcador a los nacionales.

Después de la anotación la Tricolor encimó a los locales y con buenos movimientos ofensivos le complicaron el juego a los brasileños.

En el complemento la historia varió, Costa Rica mantuvo su control de las acciones, lo que llevó a los del equipo Jaraguá a recurrir al juego brusco y con constantes golpes fueron frenando a los costarricenses.

La nacional siguió con su fútbol ordenando, pero desperdiciaron una serie de llegadas a marco que pudieron significar aumentar el marcador.

El gol del empate cayó a falta de seis minutos para el cierre, cuando los brasileños lograron romper por el centro para, con un remate directo, conseguir igualar el marcador.

Con la opción de la victoria en las manos los locales apostaron al fútbol ofensivo, aplicando el sistema de cinco-cero al sustituir a su guardameta por un jugador de campo y enviar a todo el equipo a atacar.

Sistema que le rindió frutos a los de Jaraguá cuando a falta de 30 segundo para el final del encuentro descontaron para el definitivo 2 – 1.

“Fue uno de los mejores partidos que hemos realizado durante los últimos tiempos, creo que tácticamente hicimos un gran partido, el rival nos exigió en diferentes tipos de marcación y es parte de lo que andamos buscando, medir a nuestros muchachos en cualquier tipo de circunstancia”, acotó el estratega de la tricolor.

Diego Solís vio como un infortunio el gol de la victoria brasileña, debido a que las opciones más claras estuvieron en piernas de los centroamericanos.

“Faltando 30 segundo hay un desvío y nos anotan el segundo gol, pero antes de eso tuvimos alrededor de cuatro opciones que no logramos concretar; esto es el fútbol y debemos trabajar en esos detalles”, puntualizó Solís.

Mientras que el jugador Álvaro Santamaría lamentó el resultado, un marcador que no refleja el buen accionar de los nacionales.

“Lastima el marcador, porque dentro del terreno de juego hicimos mucho más, pero esto es a lo que vinimos, a enfrentarnos a rivales superiores a nosotros, debido a que durante la eliminatoria los rivales tendrán un nivel similar o superior al que estamos disputando en esta gira”, manifestó el seleccionado.

Costa Rica disputará su último encuentro en la Copa Gramado este viernes, cuando a partir de las 5:30 p.m. se enfrenten ante el equipo de Atlántico.

En detalle
Jueves 12 de marzo
Copa Gramado, Porto Alegre, Brasil
1 Costa Rica vs Jaraguá 2

Costa Rica: 18 Álvaro Santamaría, 17 Christopher Molina, 9 Marcos Carvajal, 5 Isaías Mora y 12 Mainor Cabalceta.
DT: Diego Solís

Colaboró Roger González, miembro de la Delegación de Futsal.

Futsala con gran escuela

IMG_9119Pese a que dominaron las acciones la Selección de Futsal cayó en su segundo encuentro amistoso, con marcador de 2 – 1 ante el equipo de Jaraguá, en la Copa Gramado que se disputa en Porto Alegre, Brasil.

Corregir las deficiencias que se cometieron ante A.C.B. Futsal, bicampeón del torneo, fue la meta que se trazó el equipo que dirige el director técnico Diego Solís, objetivo que lograron alcanzar, a pesar de la perdida.

El duelo empezó con un equipo brasileño con mucho ímpetu, que se fue al frente desde el primer minuto, lo que llevó a la tricolor a por momentos replegarse y aguantar en defensa para evitar el gol en contra.

Claros en su línea defensiva, los dirigidos por Solís apostaron al contragolpe, con un gran trabajo y velocidad por sus alas lograron romper la estructura de juego de los brasileños para tomar las riendas del encuentro.

El primer tanto cayó sobre el minuto 13, cuando Christopher Molina se fue sólo frente al marco para enviar un disparo a las redes del meta de Jaraguá y darle la ventaja en el marcador a los nacionales.

Después de la anotación la Tricolor encimó a los locales y con buenos movimientos ofensivos le complicaron el juego a los brasileños.

En el complemento la historia varió, Costa Rica mantuvo su control de las acciones, lo que llevó a los del equipo Jaraguá a recurrir al juego brusco y con constantes golpes fueron frenando a los costarricenses.

La nacional siguió con su fútbol ordenando, pero desperdiciaron una serie de llegadas a marco que pudieron significar aumentar el marcador.

El gol del empate cayó a falta de seis minutos para el cierre, cuando los brasileños lograron romper por el centro para, con un remate directo, conseguir igualar el marcador.

Con la opción de la victoria en las manos los locales apostaron al fútbol ofensivo, aplicando el sistema de cinco-cero al sustituir a su guardameta por un jugador de campo y enviar a todo el equipo a atacar.

Sistema que le rindió frutos a los de Jaraguá cuando a falta de 30 segundo para el final del encuentro descontaron para el definitivo 2 – 1.

“Fue uno de los mejores partidos que hemos realizado durante los últimos tiempos, creo que tácticamente hicimos un gran partido, el rival nos exigió en diferentes tipos de marcación y es parte de lo que andamos buscando, medir a nuestros muchachos en cualquier tipo de circunstancia”, acotó el estratega de la tricolor.

Diego Solís vio como un infortunio el gol de la victoria brasileña, debido a que las opciones más claras estuvieron en piernas de los centroamericanos.

“Faltando 30 segundo hay un desvío y nos anotan el segundo gol, pero antes de eso tuvimos alrededor de cuatro opciones que no logramos concretar; esto es el fútbol y debemos trabajar en esos detalles”, puntualizó Solís.

Mientras que el jugador Álvaro Santamaría lamentó el resultado, un marcador que no refleja el buen accionar de los nacionales.

“Lastima el marcador, porque dentro del terreno de juego hicimos mucho más, pero esto es a lo que vinimos, a enfrentarnos a rivales superiores a nosotros, debido a que durante la eliminatoria los rivales tendrán un nivel similar o superior al que estamos disputando en esta gira”, manifestó el seleccionado.

Costa Rica disputará su último encuentro en la Copa Gramado este viernes, cuando a partir de las 5:30 p.m. se enfrenten ante el equipo de Atlántico.

En detalle
Jueves 12 de marzo
Copa Gramado, Porto Alegre, Brasil
1 Costa Rica vs Jaraguá 2

Costa Rica: 18 Álvaro Santamaría, 17 Christopher Molina, 9 Marcos Carvajal, 5 Isaías Mora y 12 Mainor Cabalceta.
DT: Diego Solís

Colaboró Roger González, miembro de la Delegación de Futsal.