Slider

Andy Reyes y sus múltiples facetas

Andy Reyes.

Andy Reyes CRC vs Sudáfrica 19 oct 2015-2Ése es el nombre propio por el que responde el número 9 de Costa Rica, que desempeñó un papel vital en la victoria de su selección sobre Sudáfrica en su primer encuentro correspondiente al Grupo E de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2015. Sin embargo, al punta de la AD Carmelita se le podría llamar perfectamente también por otros cuantos apelativos.

Casanova.

“Soy muy romántico”, afirmaba este delantero, seguro de sí mismo, cuando le preguntamos por su personalidad tras su espléndido encuentro contra los Amajimbos, gol incluido. ¿Va dirigido ese romance a alguien en particular? “¡Por supuesto, pero eso es privado!”, dijo entre risas. Desde luego, su amor por el balón en este primer partido hizo que el jugador de campo más joven de la plantilla de los Ticos pareciese sentirse como en su casa en esta cita mundialista, sembrando el pánico a cada momento en la defensa africana.

Hermano.

Pese a su instinto de goleador nato y a sus deseos de recibir el balón, Andy es altruista, y se alegró mucho de servir una asistencia en el primer gol de la formación centroamericana en el campeonato, que marcó Kevin Masís. De hecho, durante la conversación, el número 9 pareció un poco perdido sin su cómplice, que había sido elegido aleatoriamente para pasar un control antidopaje después del partido.

“Mi relación con él es muy buena”, señaló Reyes sobre Masís. “Somos muy amigos, lo pasamos bien cuando estamos juntos y siempre nos apoyamos mutuamente. Por eso podremos celebrar estos tres puntos juntos”.

Comilón.

Andy Reyes 2Al ver a este delgado delantero, cualquiera se preguntaría por qué Masís y el resto de sus compañeros lo apodan jocosa y cariñosamente como ‘el comelón’. Pero tras haber contemplado cómo se zafaba de los marcajes de los zagueros sudafricanos, permaneciendo erguido con elegancia y aplomo, su propia explicación cobra sentido. Según Reyes, todo va destinado a fortalecer su físico.

“Quiero decir, que no estoy gordo porque siempre estoy jugando al fútbol”, explicó. “Pero sí que como mucho. Supongo que, por eso, no tengo problemas cuando me entran los defensas en los entrenamientos”.

Reyes, desde luego, está hambriento de más éxitos a escala global, y expresó su deseo de seguir los pasos de otros célebres internacionales costarricenses –como los héroes de la Copa Mundial de la FIFA 2014™ Keylor Navas, Bryan Ruiz y Joel Campbell– marchándose a jugar a Europa. Pero pese a sus ambiciosos planes de futuro, también es humilde, y aseguró que quiere hacerse profesional no para ser rico y famoso, sino para poder comprar una casa a su madre. Y también es probable que curse una carrera universitaria. Pero hay una cosa que Reyes desea más que ninguna otra.

¿Campeón mundial?

Bromas y apodos aparte, el decidido y joven Tico lo tiene muy claro y, al preguntarle por sus ambiciones, su tono cambió, concentrándose más en su respuesta y soltando una afirmación súbita y simple: “Quiero ser campeón mundial”.

Reyes se quedó fuera de la convocatoria de Costa Rica antes del clasificatorio de la CONCACAF, pero regresó al equipo y demostró su importancia al seleccionador Marcelo Herrera marcando 5 tantos en la competición preliminar celebrada en Honduras. Esa firme determinación, junto con su personalidad polifacética, convierten a Reyes en una persona difícil de etiquetar. Lo que está claro es que, si el joven delantero sigue así de inspirado en sus actuaciones durante todo Chile 2015, tiene muchas posibilidades de que ese último deseo expresado se haga realidad con tan sólo 16 años.

Por: Fifa.com

Andy Reyes y sus múltiples facetas

Andy Reyes.

Andy Reyes CRC vs Sudáfrica 19 oct 2015-2Ése es el nombre propio por el que responde el número 9 de Costa Rica, que desempeñó un papel vital en la victoria de su selección sobre Sudáfrica en su primer encuentro correspondiente al Grupo E de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2015. Sin embargo, al punta de la AD Carmelita se le podría llamar perfectamente también por otros cuantos apelativos.

Casanova.

“Soy muy romántico”, afirmaba este delantero, seguro de sí mismo, cuando le preguntamos por su personalidad tras su espléndido encuentro contra los Amajimbos, gol incluido. ¿Va dirigido ese romance a alguien en particular? “¡Por supuesto, pero eso es privado!”, dijo entre risas. Desde luego, su amor por el balón en este primer partido hizo que el jugador de campo más joven de la plantilla de los Ticos pareciese sentirse como en su casa en esta cita mundialista, sembrando el pánico a cada momento en la defensa africana.

Hermano.

Pese a su instinto de goleador nato y a sus deseos de recibir el balón, Andy es altruista, y se alegró mucho de servir una asistencia en el primer gol de la formación centroamericana en el campeonato, que marcó Kevin Masís. De hecho, durante la conversación, el número 9 pareció un poco perdido sin su cómplice, que había sido elegido aleatoriamente para pasar un control antidopaje después del partido.

“Mi relación con él es muy buena”, señaló Reyes sobre Masís. “Somos muy amigos, lo pasamos bien cuando estamos juntos y siempre nos apoyamos mutuamente. Por eso podremos celebrar estos tres puntos juntos”.

Comilón.

Andy Reyes 2Al ver a este delgado delantero, cualquiera se preguntaría por qué Masís y el resto de sus compañeros lo apodan jocosa y cariñosamente como ‘el comelón’. Pero tras haber contemplado cómo se zafaba de los marcajes de los zagueros sudafricanos, permaneciendo erguido con elegancia y aplomo, su propia explicación cobra sentido. Según Reyes, todo va destinado a fortalecer su físico.

“Quiero decir, que no estoy gordo porque siempre estoy jugando al fútbol”, explicó. “Pero sí que como mucho. Supongo que, por eso, no tengo problemas cuando me entran los defensas en los entrenamientos”.

Reyes, desde luego, está hambriento de más éxitos a escala global, y expresó su deseo de seguir los pasos de otros célebres internacionales costarricenses –como los héroes de la Copa Mundial de la FIFA 2014™ Keylor Navas, Bryan Ruiz y Joel Campbell– marchándose a jugar a Europa. Pero pese a sus ambiciosos planes de futuro, también es humilde, y aseguró que quiere hacerse profesional no para ser rico y famoso, sino para poder comprar una casa a su madre. Y también es probable que curse una carrera universitaria. Pero hay una cosa que Reyes desea más que ninguna otra.

¿Campeón mundial?

Bromas y apodos aparte, el decidido y joven Tico lo tiene muy claro y, al preguntarle por sus ambiciones, su tono cambió, concentrándose más en su respuesta y soltando una afirmación súbita y simple: “Quiero ser campeón mundial”.

Reyes se quedó fuera de la convocatoria de Costa Rica antes del clasificatorio de la CONCACAF, pero regresó al equipo y demostró su importancia al seleccionador Marcelo Herrera marcando 5 tantos en la competición preliminar celebrada en Honduras. Esa firme determinación, junto con su personalidad polifacética, convierten a Reyes en una persona difícil de etiquetar. Lo que está claro es que, si el joven delantero sigue así de inspirado en sus actuaciones durante todo Chile 2015, tiene muchas posibilidades de que ese último deseo expresado se haga realidad con tan sólo 16 años.

Por: Fifa.com