El técnico de la Selección nacional de Costa Rica, Óscar Ramírez, se mostró satisfecho por el triunfo de 1-0 ante Haití pues asegura que para el arranque de una eliminatoria mundialista siempre es importante ganar el primer partido.

“Son partidos que hay que sacarlos como sea, tal vez no como uno lo visualizaba, pero los que hemos estados en estas situaciones sabemos que los tres puntos son muy importantes”, dijo el entrenador.

Ramírez manifestó que, a pesar de la complejidad que tuvo la Tricolor en la elaboración de jugadas ofensivas, se pudo haber ganado por un gol más.or2

“Tuvimos en 20 o 25 minutos unas tres o cuatro ocasiones para molestar o haber molestado. Pudimos haber marcado el 2 a 0 y así quitarles la ilusión del empate, pero sabíamos que iba a ser un partido muy complicado”, afirmó Ramírez.

“El Macho” le dio mérito al rival y manifestó que es un equipo que siempre complica. “Haití es un equipo que nadie le ha podido meter más de dos goles, al final terminaron ellos sorprendiendo un poco”.

El entrenador también se refirió al segundo partido eliminatorio del próximo martes ante Panamá y visualiza un juego bastante complicado.

“Ahora vamos de visita ante un equipo que allá tendrá que proponer. Vamos a ver qué propuesta nos va a dar el profesor Bolillo”, afirmó el entrenador quien destacó la participación de dos jugadores experimentados como Randall Azofeifa y Cristhian Bolaños.

Por último, Ramírez lamentó la lesión de Celso Borges quien salió de cambio al final de primer tiempo, así como un golpe que tuvo Johan Venegas en el tabique al final del juego.