domingo 3El éxito se construye, va de la mano de esfuerzo, dedicación y trabajo constante. Esos elementos los tuvieron las selecciones nacionales femeninas, que bajo la conducción de Amelia Valverde, lograron grandes triunfos en este 2015.

Una buena participación en el debut mundialista mayor, campeonas de la UNCAF en el inicio del proceso olímpico y el comienzo de un grupo de seleccionadas sub 17 que golearon a todos sus rivales en la eliminatoria centroamericana, permite asegurar que el fútbol femenino de Costa Rica está cosechando lo que por años ha estado sembrando.

Amelia Valverde es una joven directora técnica que está llena de retos e ilusiones, que le han permitido consolidarse como estratega al mando de jugadoras experimentadas, así como jóvenes que están en proceso de formación.

Amelia, ¿cómo describe lo que vivió la selección mayor femenina en este 2015?
Parece mentira que ya pasó el año, pero desde el momento en que la selección clasificó al mundial puedo decir que todo se volvió en ambición por querer lograr grandes cosas.
El tema de los fogueos fue punto clave en la preparación, nos permitió tener parámetros para medirnos, sobre todo para corregir. El primer mundial mayor para el futbol femenino de este país, debíamos trabajar fuerte para poder vivirlo y disfrutarlo al máximo.

¿Cómo recuerda el primer mundial mayor femenino?
No puedo olvidar cada entrenamiento, cada madrugada, la cara de ambición de las muchachas. Recordar el mundial es no solo revivir la alegría, sino ver el crecimiento tan grande que tuvimos, sabiendo que si se quiere hay que luchar por las cosas. No fue fácil, pero con un trabajo profesional y con un grupo de muchachas que creyeron, pudimos hacer un mundial muy bueno.
IMG_8027Fue poder decirle a los demás países que tenemos calidad para hacer grandes cosas, por eso destaco la preparación y dedicación de las muchachas, todos los cambios que tuvieron que hacer en sus vidas personales para poder darlo todo en la selección.

Después del mundial siguió la eliminatoria olímpica. ¿Cómo trabajó ese inicio de la ruta a los Juegos Olímpicos?
Sabíamos que teníamos la obligación de clasificar en la etapa de UNCAF y aunque fue un torneo complicado, con algunos cambios en varias jugadoras, los resultados se nos dieron, ganando de manera invicta y recibiendo solamente un gol en contra.

¿Con el pase al preolímpico de la CONCACAF y tras conocer los rivales, qué pasa por la mente de Amelia Valverde?
Es un grupo muy complicado, pero sabemos lo que significa CONCACAF a nivel mayor femenino. Abriremos ante Estados Unidos un rival que estará jugando en casa, pero además es campeón del mundo y olímpico.
El reto es grande y sabemos la responsabilidad que estamos asumiendo, por eso desde ya iniciamos la preparación. El equipo sabe que tenemos que hacer grandes sacrificios y trabajar enormemente si queremos sacar adelante ese pase a los Juegos Olímpicos.

Un grupo diferente es la selección Sub 17, son jóvenes sin experiencia, ¿cómo asumió el reto de CRC vs BELdirigir a las infantiles?
Siempre he estado clara que es un grupo de muchachas en proceso de formación y eso es en lo que estamos trabajando; ellas ya tienen un año de estar en constantes entrenamientos, lo que nos ha permitido ir puliendo el grupo de jugadoras, aún les queda mucho que aprender y camino por recorrer, pero es un equipo con gran futuro.

¿Cómo logra iniciar una eliminatoria sub 17 goleando a todos los rivales?
A Honduras llegamos con mucha incertidumbre porque no teníamos conocimiento de los rivales y nuestro equipo carecía de roce internacional, pero las muchachas se apegaron a lo que les hemos venido enseñando. Pero no nos podemos confiar, aunque este equipo tiene potencial debemos seguir trabajando, estamos seguros que el premundial de la CONCACAF será otra historia, por lo que para poder ir al mundial debemos ganarle primero a grandes equipos.