_17U1212Su olfato goleador está intacto, sigue siendo una devoradora en el área, allí la que le queda la mete. Pero Karla Villalobos es ahora más, mucho más que antes y parece no tener límites.

Ahora es más veloz, más hábil y hasta muestra otro estado de ánimo. Su cambió físico es completo, luego de perder 15 kilos de peso, con lo que asegura que su vida ha dado un giro extremo.

La selección, que es su mayor motor y motivación, fue la principal razón para que la delantera y goleadora se tomara muy a pecho el dicho de “tener que sudar la camiseta” para volver a vestir la indumentaria de la Tricolor.

“El sueño de volver a la selección fue mi motivo para seguir adelante, pero definitivamente sin el apoyo del cuerpo técnico, mi familia y compañeras no lo hubiera logrado. Ellos día a día lucharon a mi lado para que no me rindiera”,DSC_3098 declaró la delantera.

Las tentaciones de claudicar existieron, sobre todo cuando el cansancio y los comentarios negativos, aunados a un proceso lento de bajar de peso solamente conducían a un camino…, bajar los brazos y tirar todo por la borda.

“Fácil, nunca fue…, la personas creen que por ser deportista nunca se sufrirá de sobrepeso o bien, tener el peso ideal en un mes se logra y definitivamente no es así. Confieso que sufrí, los dolores corporales se convirtieron en mi cruz diaria, pero definitivamente la mente es más poderosa que el cuerpo, porque logré vencer mis propios temores”, dijo Villalobos

Según relató la goleadora los sacrificios iniciaron de manera paulatina pero intensa, el ejercicio debía ir de la mano de un estricto control nutricional, que en ocasiones la puso a dudar, cuestionándose de qué sería más difícil, redoblar el trabajo físico o dejar de comer su comida favorita, el cerdo.

_17U1118“Cambie mi estilo de vida, por las mañanas entrenaba con la selección pero en la tarde debía regresar a hacer sesiones de gimnasio. Con el control nutricional fue todo un tema, empezando porque tuve que decirle no al cerdo por mucho tiempo, así como a comidas rápidas, dulces… en fin, todo lo que evidentemente no me estaba ayudando”, relató Karla.

Y es que los dolores en rodillas y tobillos arrastraron a la delantera a lesiones, dejándola por fuera de varias convocatorias.

“Evidentemente los kilos de más me estaban pasando una cara factura en las rodillas y tobillos, que en reiteradas ocasiones no me permitían terminar un entrenamiento, un partido o del todo me dejaban fuera de un viaje y definitivamente ya no quería pasar por eso, un motivo más para bajar de peso”, aseveró Karla Villalobos.

Pero como bien recita el dicho “todo sacrificio tiene una recompensa” y así lo está viendo reflejado la delantera de la selección, al asegurar que el poder rendir mucho más durante cada entrenamiento o partido es su nueva motivación para seguir.

“Ahora en la cancha me desplazo mucho mejor, antes iba al ataque y no podía regresar porque no me daba la condición, pero ahora es diferente, Karla Villalobossubo y con la misma intensidad bajo, quizá aún no estoy al cien por ciento, porque me falta pero claramente me siento mejor físicamente”, manifestó la jugadora.

Con 15 kilos de menos la delantera y goleadora asegura que goza de buena salud, la que en este momento no cambia por nada.