Carol y WendyHouston (Estados Unidos) – Sus nombres no son los primeros que surgen cuando se habla de la selección de Costa Rica. Sin embargo, son tan importantes para Amelia Valverde, que en el preolímpico femenino de la CONCACAF, Carol Sánchez y Wendy Acosta se han convertido en pilares fundamentales en la defensa Tricolor.

Espigadas, veloces y con buen juego aéreo, tanto defensivo como ofensivo, las seleccionadas se han apoderado de la zaga central del equipo patrio, construyendo una muralla que en las últimas competencias ha rendido frutos.

“Sabemos que la parte defensiva de la Selección ha sido clave, no solamente atrás, sino también en la media y adelante, el trabajo en equipo nos ha permitido lograr grandes cosas”, dijo Sánchez.

Y es que basta con ver los números de Costa Rica en torneos, como el Mundial mayor femenino, para corroborar el gran papel que ha realizado la línea defensiva, al enfrentar a grandes rivales como España, República de Corea, Brasil, así como a México en el Preolímpico.

“Sabemos que es difícil reconocer el trabajo de la defensa, aunque se juegue bien, porque en un momento nos anotan y eso puede cambiar la historia del partido, pero es parte de nuestro trabajo”, declaró Wendy Acosta.Wendy Acosta CRC vs Puerto Rico

Poniendo la comunicación como la base del éxito, las jugadoras aseguran que tienen tanto tiempo de jugar juntas y se conocen tan bien que en ocasiones no es necesario hablar para saber cuál es el manejo que deben desarrollar tras el ataque del rival.

“La comunicación nos ha permitido, por decirlo de alguna manera, de adivinar que va a hacer la compañera. Con Carol tengo poco más de 10 partidos de estar jugando como centrales, entonces es fácil conocer cuál va a ser su movimiento, incluso en ocasiones con solo una mirada ya sabes que va a hacer y eso facilita las cosas”, aseveró Acosta.

Pero como todo en la vida existen sus altibajos y en el fútbol no hay excepción; caer 5 – 0 en el debut ante las campeonas del mundo fue un golpe aún más duro para las defensoras de la selección, quienes asumieron la totalidad de la responsabilidad, declarando que fue un juego para el olvido.

“Ante Estados Unidos fuimos las responsables de lo que sucedió; fue difícil pero no podíamos tirar la toalla, ese partido nos ayudó a crecer y a fortalecernos porque sabíamos que debíamos mejorar”, dijo Sánchez, mientras que Wendy Acosta manifestó que “lo resumo como un juego para el olvido. Al finalizar el encuentro lo analizamos y decidimos que a partir de ese momento debíamos ser fuertes y así lo demostramos en los siguientes partidos”.

Con la ilusión por hacer historia y a tan solo dos días del juego que da la clasificación a Río de Janeiro, las ticas Carol Sánchez Brasil vs CRCaseguraron que están listas para enfrentar a Canadá, un rival que también se jugará el partido de la vida o la muerte.

“Tenemos claro que va a ser un partido intenso, en donde la inteligencia y estudio del rival será vital para contrarrestar su juego, pero la paciencia y comunicación de nuevo serán nuestra mayor arma para salir jugando con orden, tratando de no caer en el fútbol de las canadienses”, dijo Carol Sánchez.

A pesar de que la tarea será ardua, las ticas no ocultaron estar ansiosas de que llegue el viernes para pelear por lo que tanto han trabajado: el pase a los Juegos Olímpicos.