Fiel a su estilo de juego, en el que se da en la cancha al 100%, el volante herediano, Oscar Esteban Granados, afirmó que al igual que lo hace siempre, viene a la selección en busca de un puesto en el once estelar.

Pese a que sabe que la lucha por ser el volante de marca del equipo patrio está muy fuerte, al tener al lado a figuras como Randall Azofeifa, Celso Borges y el mismo Yeltsin Tejeda, Granados promete trabajo duro.

“Tenemos una competencia entre nosotros mismos y esto ayuda a mejorar la calidad de juego a nivel individual y grupal, siempre que uno falla estamos dos que lo apoyaran. El apoyo grupal es lo más importante”, comentó el seleccionado.

Para el jugador nacional es un privilegio poder defender la media cancha con legionarios renombrados como Celso o Yeltsin quienes representan una motivación para mejorar su rendimiento y estar al nivel de juego de estas importantes figuras internacionales.

Granados con la Selección participó en el Mundial Brasil 2014, en la Copa Uncaf 2014 y la Copa Oro 2015, torneos que lo han ayudado a mejorar su propio desempeño.

“Estar en esa lista de convocados significa que uno está haciendo las cosas bien y siento que como selección estamos preparados para enfrentar los retos que representa la Copa Centenario. Siempre es un privilegio ser llamado”, expresó el volante.

Según Granados nuestra selección nacional cuenta con excelentes figuras que colaborarán para llevar a cabo el buen papel que la selección se propone. Considera que el tener que enfrentarse con selecciones de alto calibre como Colombia a nivel sudamericano o Estados Unidos favorita por ser local, aumenta la fuerza de la Tricolor por demostrar su buen nivel y trabajo táctico.

“Contamos con una selección base que tiene dos años en un proceso continuo, esto nos motiva y llena de seguridad para los retos que estén por venir. El volver a estar convocado y la oportunidad de volver a jugar me llena de ilusión”, afirmó Granados.

Nota por Irene Cabezas Zamora, colaboradora de la FEDEFUTBOL.