Jhonny Acosta copia No salir del terreno de juego en los partidos eliminatorios que ha disputado la Selección Nacional, es motivo para considerar a Johnny Acosta como uno de los hombres de confianza del seleccionador Óscar Ramírez.

Para Acosta, si el jugador se adapta rápido a la idea del entrenador, y hace lo que él le pide dentro del campo, puede ser tomado en cuenta, y eso es lo que él intenta cada vez que integra la Selección.

“Es importante que todos estemos en una misma sintonía, y sin importar quien juegue, lo fundamental es sacar los resultados y dejar el nombre de Costa Rica en alto”, comentó el defensor.

Johnny está consiente que para ganarse un campo en el once estelar que disputará el partido amistoso contra la selección de Venezuela, el próximo viernes a las ocho de la noche en el Estadio Nacional, se debe poner a tono en la parte física.

“Cuando uno sale de una lesión, más allá de lo físico, lo importante es que se recupere el “timing” de partido y gracias a que los trabajos de Óscar se basan en una constante repetición de movimientos, recuperar esa noción de cuando es el momento preciso para salir jugando, cortar una jugada o adelantar líneas se hace más sencillo”, indicó el zaguero.

Pese a que lo trabajos están enfocados en la preparación de la Copa América, Acosta  puntualizó que el fogueo contra Venezuela será una excelente prueba para ver el nivel en el que se encuentra la Sele.

Johnny Acosta 1 copia“El partido contra Venezuela es importante, porque los rivales de Sudamérica siempre ayudan mucho a la preparación de cualquier selección, además que disputan la eliminatoria contra grandes selecciones como Brasil y Argentina, por lo que los partidos contra ellos son muy exigentes”, manifestó Johnny.

El defensor espera que la selección “vino tinto” arribe al país con sus mejores hombres y de esta manera no solo aumentar el nivel de exigencia del amistoso, sino también el espectáculo que se le brindará a la afición.

De hecho, Acosta espera que la afición costarricense no soóo se haga presente en el coloso de La Sabana, sino que lo llenen, y que apoyen como siempre lo hacen, más que en esta ocasión se trata del partido de despedida previo a la Copa Centenario.

“El empuje de la afición es fundamental para nosotros, ellos son ese jugador número doce que nos impulsa a seguir adelante. También hay que tomar en cuenta que esta ocasión es especial, porque van a ser los encargados de darnos las motivación que ocupamos para enfrentar de la mejor manera lo que viene”, finalizó el central de la Tricolor.

Por Daniel Quirós, colaborador Prensa Fedefutbol