Josué2Recorrer 36 kilómetros caminando o cuando tiene suerte en moto, para después viajar en panga unos 10 minutos. Una vez superado el río, el siguiente paso es tomar un bus que dura aproximadamente 45 minutos para llegar a Cóbano, la zona del entrenamiento, es el sacrificio por el fútbol que hace Josué Zúñiga Loría.

Zúñiga es un jugador de 14 años, que forma parte del programa de Selecciones Regionales de la Federación Costarricense de Fútbol y sueña con ser uno de los futuros arqueros de la Selección Nacional.

Las palabras “esfuerzo y perseverancia” son parte de la historia del diario vivir de este jugador, oriundo de Punta del Río de Paquera.

Los lunes de entrenamiento para Josué comienzan siempre tres horas antes de la hora pactada para el inicio de la práctica, que es a las 5:50 p.m. por el largo recorrido que debe hacer para llegarJosúe3 a las prácticas.

“Me gusta ser portero desde que estaba en la escuela y mi sueño es llegar a ser un buen guardameta, jugar en la Primera División y así sacar a mi familia adelante”, relató este tímido joven, quien tiene muy pendiente las complicaciones económicas de su familia.

Su padre se dedica a la pesca, pero como dice él, “ahora hay más pescadores que peces”. Y su madre trabaja cuando aparece alguna oportunidad.

El niño, quien comienza a desarrollar un físico de adolescente y que lleva consigo una mentalidad ganadora, relató su historia en la gradería del “Lito” Pérez, en Puntarenas, minutos antes de que le tocara el turno de defender la portería de su equipo Peninsular, en la última gira que realizó el programa de selecciones regionales antes de la visoria nacional del 6 de julio.

El pasado miércoles 29 de junio puede ser recordado en algún momento como la fecha en que Josué comenzó a integrar las selecciones nacionales. Ese día para este jugador comenzó a las 3:50 a.m. para poder agarrar el ferry de las 5:30 a.m. con el resto de sus compañeros.

Una vez en el estadio, cuando le llegó el turno al joven portero las miradas estaban puestas sobre él. Su entrenador Jonathan Zamora ya había comentado de las condiciones del muchacho y tenía una gran expectativa para ser elegido entre el equipo que representará a la supra región 8.

“Juega muy bien con los pies, cuando lo observé vi que tenía tenacidad, y lo principal de todo es que tiene muchas ganas de superarse y lucha contra muchos obstáculos para hacer lo que más le gusta, que es jugar fútbol”, dijo el entrenador ZamorJosuéa.

Tiene noción para estar bajo los tres tubos, utiliza buenas técnicas de portero y lo más importante, le va a todos los balones. Él quedó en la lista final para realizar la última prueba el 6 de julio en el evento que se realizará en el Complejo Deportivo Fedefutbolo-Plycem, pero, a pesar de los elogios, no tira las campanadas al viento y se mantiene con los pies sobre la tierra.

“Me siento orgulloso por lo que me dice la gente, pero tampoco me dejo llevar; tengo que ponerle ganas al fútbol y al estudio también porque sin eso no se hace nada”, manifestó el jugador, quien se despidió con un agradecimiento por la oportunidad que le brinda la Fedefutbol para ser tomados en cuenta, al menos, en una visoria.