Shirley-CruzCumplir el sueño mundialista era el mayor anhelo y lo que le faltaba en su carrera a la jugadora de la Selección Femenina Shirley Cruz, y después de estar en Canadá 2015 el retiro era casi seguro, pero algo cambió tras esa participación que la hizo desistir y querer continuar vistiendo los colores de la Tricolor.

El amor por la Selección cambió su idea y ahora siente que puede ayudarle a la nacional a llegar nuevamente a un mundial mayor; ese deseo la comprometió y la ilusionó a continuar. Para seguir la capitana debe luchar con las secuelas de las lesiones que ha tenido en su rodilla derecha, que había sido el motivo principal por lo que quería retirarse del fútbol.

“Estaba agotada, sentía que ya no podía dar más por lo de mi rodilla, pero luego al ver los sacrificios que hacen mis compañeras y ver que podemos conseguir haciendo grandes cosas, me hizo sentir que puedo ayudar. Ahora estoy convencida que quiero estar en Francia 2019”, comentó la futbolista.

A sus 30 años, Cruz es la jugadora referente del fútbol femenino de Costa Rica, cuenta con más de 16 años de jugar con la Selección Nacional y 10 años de militar en el fútbol francés, en donde inició con el Lyon y actualmente es figura en el Paris Saint Germain.

Shirley-Cruz-4“Estar en el mundial, escuchar el himno nacional y ver que tuvimos la posibilidad de estar en la siguiente fase, algo que nunca se había logrado a nivel menor, son cosas que jamás imaginé sentir; es un orgullo y una sensación de que podemos lograr más, por eso sigo aquí”, dijo la legionaria.

A nivel profesional la seleccionada siente que ya lo logró todo y a nivel personal sólo le queda una meta, terminar su carrera de fisioterapia.

¿Para Shirley qué representa estar en la Sele?
Para mí es un orgullo, significa respeto, sacrificio, es una pasión y me siento muy orgullosa de poder vestir estos colores.

¿Qué pasó por la mente al dejar a su equipo por estar con la Sele en el Premundial?
Era mi sueño, sin importar nada estaba decidida y quería estar en el Premundial, clasificáramos o no. Para mí el dinero no lo es todo en la vida, por lo que le dije a mi equipo que quería estar y al no darme permiso sólo lo dejé y me uní a la Sele.

¿De todos los momentos que ha vivido, con cuál se queda?
El momento del mundial, era algo histórico, la tensión de los penales y vernos correr como niñas disfrutando de ese momento. Ese momento fue clave porque hemos ido abriendo caminos.

Shirley Cruz 2¿Qué significa ser la capitana?
Es una gran responsabilidad, principalmente porque uno tiene que ser ejemplo fuera y dentro de la cancha siempre. Tengo que hablar con las más jóvenes y transmitirles mis experiencias a todas, todo eso es un orgullo para mí.

¿Cómo manejas la presión de ser la referente?
La clave es no verme superior a ellas, son una persona muy versátil por lo que me adapto a todo tipo de situación, soy una más de ellas. Sí, soy la capitana, la referente y la que a veces toma decisiones importantes, pero soy una más y con el apoyo de ellas manejo la presión.