La vida le mostró que nunca se debe dar por rendido y siempre hay que estar preparado para cuando llegue la oportunidad. La frase popular “lo que es para uno, es para uno”, está ahora más que clara para el jugador de la Tricolor Isaías Mora Cortés.

Tras quedar fuera de la lista de los 14 jugadores elegidos que viajaron a representar a Costa Rica en la Copa Mundial en Colombia, Mora tuvo la oportunidad de último momento de meterse en la lista tras la lesión de Cristopher Molina que lo dejó fuera de competencia en un juego amistoso.

isaias mora 2Para el oriundo de Hatillo, este Mundial es una doble bendición para él ya que antes de viajar a Colombia para integrarse a la Tricolor se enteró que será papá por primera vez.

“Cuando me llamaron que debía viajar a Colombia a sustituir a un compañero di gracias a Dios porque me estaba premiando doblemente en este año”.

Estar en un mundial no será algo nuevo para Isaías, quien antes de estar en la Sele de Sala, integró la Tricolor de Playa donde participó en el mundial de Dubái 2009 y en dos premundiales en Puerto Vallarta y Bahamas.

Se le conoce como “Sayo”, sobrenombre heredado por su papá por llamarse igual. El pollo con papas de su mamá, Estela Cortés, es su comida favorita y le gusta seguir el deporte del tenis. Su jugador preferido es Roger Federer.

¿Quién es Isaías Mora?

Soy una persona muy entregada a lo que hago, que lucha por conseguir lo que quiere. Me considero enamorado del tiempo en familia y amante del fútbol sala.

¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?

Pasar tiempo con mis amigos y mi novia, me gusta ver televisión, en especial películas y jugar video juegos.

¿Qué es lo más complicado de jugar fútbol sala?

Isaias MORA 3Que es un deporte que aún no es profesional por lo que se debe trabajar para poder vivir y además tener tiempo para entrenar y estar con los seres queridos, entonces eso a veces es complicado.

Yo trabajé por tres años en una entidad financiera y después del Premundial de CONCACAF, este año, me dijeron que no me iban a dar más permisos para estar en la Sele y tuve que renunciar; no me arrepiento porque este es un sueño.

¿A quien admira?

A mi mamá Estela y a mi papá, Isaías, porque son los pilares en mi vida. Ellos me enseñaron a ser personas de bien siempre, vengo de un barrio del sur y ellos con su ejemplo de personas que luchan por ganarse la vida honradamente nos mostraron a siempre estar lejos de los vicios y la delincuencia.

¿Qué espera del mundial?

Sueño con hacer un gran mundial y que me salga la oportunidad de ir a jugar fuera del país o a hacer alguna prueba o por lo menos que la Liga Nacional se profesionalice un poco más y podamos vivir de ello.