Amante de la música, un novio atento y comunicativo, en el fútbol se sabe adaptar a las circunstancias y es una persona que llegó a entender que el estudio es parte fundamental de la vida. Así se describe el volante de la Selección Nacional, Celso Borges, quien es el futbolista convocado con más partidos en la Tricolor.

Con 94 juegos vistiendo la roja, Borges, de 28 años y jugador del Deportivo La Coruña de España. En lo personal su mayor anhelo es honrar a sus padres. Está jugando su tercera eliminatoria y sueña con llegar a su segundo mundial mayor; Borges también fue mundialista sub 17 en el 2005 y sub 20 en el 2007.

Celso Borges 1“He sido muy afortunado de hacer lo que me gusta, primero para ganarme la vida y después para jugar con la Selección, eso me ha hecho un futbolista con mucha pasión a lo que hago y muy adaptable a los diferentes esquemas, medios y países en donde he tenido la oportunidad de estar. La mejor forma de describirme es así, capacidad para adaptarme en situaciones diferentes”, manifestó el número 5 del equipo de todos.

Aunque expresó que nunca ha sido un estudiante de notas de 100, tampoco descuidó los estudios. Actualmente maneja cuatro idiomas: español, inglés, portugués y sueco. “Estudiaba lo que necesitaba estudiar para que me fuera bien en los exámenes, y en la medida que uno va creciendo se va dando cuenta la importancia que eso tiene”, agregó.

La música es su otra pasión. “A mí la batería siempre me ha gustado, de hecho la música en mi familia siempre ha estado muy presente. Mi hermano toca la guitarra, yo me fui por la batería. Retomé las clases y ya llevo cuatro meses. Me gusta mucho vivir la música, le tengo pasión”, contó el jugador.

Otra de sus facetas es como animador, la cual conoció Costa Rica entera en el recibimiento de la Selección después del Mundial de Brasil 2014. Celso montó el show cuando presentó a sus compañeros en medio de miles de costarricenses; le salió bastante bien, aunque asegura que fue algo del momentoCelso Borges 2.

“Fue algo muy espontáneo, muy de momento de toda la emoción que venía del Mundial. Lo único que me pasó por la cabeza fue presentar a mis compañeros de una manera en que todo el mundo pueda entender de dónde venían. En esa ocasión sí que lo disfruté”, recordó el seleccionado con una sonrisa de satisfacción.

En su vida personal ha sido muy discreto, aunque no ocultó como es de novio. “Como novio creo que soy atento, comunicativo, estoy tratando siempre de apoyar en lo máximo que puedo”, afirmó.

De tantas experiencias en el combinado nacional, y por su personalidad, se ha convertido en uno de los líderes del equipo. La relación con sus compañeros ha sido bastante buena, pero hay uno con el que ha tenido más experiencias.

“Me llevo bastante bien con todos por dicha, pero es verdad que tengo una historia más amplia con Gamboa porque compartimos equipo en Noruega y nos dio chance de profundizar un poco más en la relación de amistad que teníamos”, concluyó el volante, quien está listo para el arranque de la Hexagonal Final.