Presidir la Comisión Disciplinaria de la CONCACAF, ser miembro de la Corte Arbitral de Deportes de Suiza (TAS) y consultora en FIFA, es tan solo una pincelada de la hoja de vida de Margarita Echeverría Bermúdez, licenciada en derecho, actual Secretaria General de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL).

Prestancia, conocimiento, simpatía y calidez, son algunos de los sellos que la identifican. Pero también sabe lo que es ponerse los tacos y el uniforme, para entrar a la cancha y practicar el fútbol. Lo hizo en su niñez.

Margarita, “licenciada” como comúnmente le llaman, nos cuenta sus secretos de éxito, revela que llegó a la Federación por casualidad y que ya no vislumbra su vida lejos del fútbol.Margarita-Echeverría-1

La escazuceña asegura ser una mujer de carácter muy fuerte, disciplinada, pero también una madre abnegada de dos hijos, a quienes adora, pero sobre todo, de quienes obtiene el total apoyo para dedicar la mayor parte de su vida al fútbol, un deporte que durante toda su carrera le ha abierto las puertas al mundo.

“Mis hijos son mi bastión, son los que me dan la fortaleza y todo el apoyo para seguir en esta apasionante profesión que me ha dado muchas bendiciones y grandes alegrías, por eso los fines de semana no pueden faltar las conversaciones de fútbol nacional e internacional con mis hijos”, comentó Echeverría.

Aunque este puesto no le es nuevo, lo ejerció entre el 2001 y el 2003, no estaba entre sus planes regresar, pero cuando de ayudar al fútbol costarricense se trata, es de las primeras que dice “presente”. De ahí que es la segunda vez, en sus 25 años que tiene de ser parte de la Federación.

2507085_full-lnd“Es un honor y privilegio poder asumir este nombramiento porque en el mundo del fútbol son pocas las mujeres que están como secretarias generales o presidentas, pero creo que cada vez nos vamos abriendo espacio. Si nos dan la oportunidad podemos colaborar muchísimo al lado de los hombres, no es una cuestión de género sino de capacidad, es de trabajo y las mujeres tenemos la virtud de planificar todo porque también lo tenemos que hacer en el hogar”, manifestó la Secretaria General.

Llegar a trabajar con la CONCACAF y FIFA han sido algunos de sus grandes logros, los cuales, según la licenciada Echeverría, alcanzó con méritos propios, debido a que por su condición de mujer le ha costado un poco más.

“La credibilidad me la gané con mucho trabajo y dedicación. No fue ni es fácil, pero poco a poco he demostrado con mi trabajo lo que puedo entregar y eso me permite hoy ser la presidenta de la Comisión Disciplinaria de la CONCACAF, miembro de la Corte Arbitral de Deportes de Suiza desde el 2003, Coordinadora del curso Gestión del Deporte de FIFA CIES-UCR, conferencista de la Red Universitaria CIES y consultora de FIFA”, detalló la abogada.

La Secretaria General de la FEDEFUTBOL aseguró que ya no vislumbra su vida lejos del fútbol, por lo que auguró poder seguir muchos años más sirviéndole al deporte que logra derribar fronteras, unir continentes y despertar amores.

“Mi lema es: yo no trabajo, yo hago lo que me gusta, por eso seguiré haciendo lo que más me gusta, servirle al fútbol”.