Como parte de la apertura que tiene la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL), esta mañana cedió un espacio en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem para que el Ministerio de Justicia realizara una actividad deportiva entre privados de libertad y los oficiales de la Policía Penitenciaria.

En la cancha sintética del complejo se realizó un partido de fútbol donde los oficiales compartieron con un grupo de privados de libertad de la cárcel de San Rafael de Alajuela. El juego contó con la presencia de Miguel Lobo, director del centro, quien se puso los tacos y se unió al compromiso.

Cárcel San Rafael 1“A nivel de población penal tuvimos mucha euforia y emoción, ya que hay muchos privados de libertad que ni siquiera sabían que existía estas instalaciones. Para nosotros es muy estimulante que la Federación Costarricense de Fútbol también se fije en la población de privados de libertad”, comentó Lobo.

Según el director de la cárcel de San Rafael de Alajuela, esta actividad se planeó desde hace tres meses en conjunto con la orientadora del centro y trabajando con la población penitenciaria. “Nos interesa mucho que las demás personas conozcan la verdadera realidad de la población penal y que hemos tenido la oportunidad de ir hasta al Estadio Nacional”, agregó.

El objetivo consiste en incentivar a la población penal para que pueden valorar en que si se tiene un buen comportamiento la institución penal puede seguir realizando actividades de este tipo; otro de los objetivos es mejorar las relaciones entre privados de libertad y los oficiales de seguridad.

Joseph Salazar, el capitán del equipo de los privados de libertad, manifestó qCárcel San Rafael 2ue se sintieron muy motivado cuando se dieron cuenta que tenían la posibilidad de jugar en el complejo de la Tricolor. “Para nosotros es un orgullo estar en la casa de la selección, y qué mejor manera de limar asperezas con los oficiales de seguridad que un partido de fútbol para que en un futuro se pueda llegar a convivir mejor”.

El asistente técnico del equipo de los reos, Jorge López, quien también es privado de libertad, igualmente se mostró muy agradecido con la oportunidad que tuvieron. “Esto nos hacía mucha falta ya que tenemos bastantes muchachos responsables y nos sabemos comportar tanto dentro como fuera. Estas grandes oportunidades que se dan muy poco los muchachos y personalmente la aprovechamos porque abrimos un camino para que estos partidos se vuelvan a dar”, enfatizó.

El partido se desarrolló con toda tranquilidad y después de los 90 minutos se concluyó con un buen apretón de manos entre privados de libertad y los oficiales penitenciarios. El resultado, que dejó como ganador por goleada a los privados de libertad, pasó a un segundo plano, lo importante era el convivio y el esparcimiento.