Aportar a la sociedad, pero sobre todo ayudar a quién más lo necesita, es el lema que ha adquirido la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) al unirse al proyecto “Sala de la Esperanza” de la Maternidad Carit.

Así como los minutos cuentan y son claves en el desarrollo de un partido de fútbol, más importantes se vuelven cuando la atención y cuido de un recién nacido se trata. De ahí la iniciativa de la FEDEFUTBOL de comprar equipo médico especializado en bebés.

“Como costarricenses tenemos una responsabilidad de colaborar con la Maternidad Carit. Un centro hospitalario que vela por la salud de muchos recién nacidos y sus madres, pero que no cuentan con las instalaciones y el equipo necesario para poder atenderlos”, declaró el presidente de la Federación Rodolfo Villalobos.

Y como el fútbol logra unir pasiones, más aún si juega nuestra Selección Nacional es que el Comité Ejecutivo de la Federación determinó aumentar 500 colones al precio de las entradas de los dos partidos eliminatorios del mes de junio, dinero que será destinado a la compra del equipo médico que requiere el servicio de neonatología de la Maternidad Carit.

“Con ese pequeño aumento al precio de cada entrada estamos brindando un pequeño aporte a esta noble causa, pero si logramos llenar el estadio estaríamos hablando de unos $ 56 mil dólares, los cuales tomaremos para comprar el equipo médico”, dijo Villalobos.

Para el médico del área de neonatología del Hospital Carit, Mauricio Amador, el apoyo de la FEDEFUTBOL tiene un valor que va más allá de lo económico, porque con el aporte se salvarán vidas.

“La atención oportuna y con cuidados enfocados al desarrollo del bebé prematuro pueden evitar complicaciones a futuro, lo que tratamos es que el niño en su adultez pueda gozar de una vida normal”, manifestó el Dr. Mauricio Amador.

La “Sala de la Esperanza” pretende recaudar ₡475 millones para crear un área de lactancia para que las madres puedan realizar la extracción de leche materna sin necesidad de separarse por tiempos prolongados del bebé, también se adquirirán equipos de rayos x, monitores, extractores de leche, entre otros instrumentos que en la actualidad carecen o los que tienen están en muy malas condiciones.

“El que la madre pueda tener un contacto piel con piel con su bebé, tal como establece el método Madre Canguro, beneficia a los neonatos y reduce la mortalidad de esta población”, indicó el especialista en Neonatología.

Según cifras de la Maternidad Carit, de los 5 mil nacimientos que atienden al año, un 38% son bebés prematuros y un 6% representa a prematuros extremos, bebés de menos de 30 semanas de gestación y de 1.5 kg o menos de peso.