La ilusión de integrar una selección nacional puede más que el desgaste que genera tener que realizar un viaje de más de siete horas hasta San José en busca de un sueño, demostrando que cuando se quiere, se puede.

Esta es la historia de Luis David Gómez Castillo, un joven de 14 años que salió de un equipo en su barrio en donde solo seleccionaron a dos muchachos y posteriormente avanzó todas las visorias para el día de hoy ser un integrante de la Supra Región 5 (Zona Sur) del proceso de Selecciones Nacionales de la Federación Costarricense de Fútbol.

Luis Diego Gomez 2Luis David vive en el barrio La Cuesta del cantón de Corredores, ubicado en Paso Canoas, cerca de la frontera con Panamá, y desde ahí viaja todos los días a entrenar a San vito, ya que sabe que es el camino que tiene que seguir para poder cumplir uno de sus anhelos como lo es convertirse en seleccionado nacional.

El joven futbolista sabe que el proceso para llegar hasta ahí no es fácil, pero tiene muy presente que siempre hay que luchar pese a las necesidades que se vayan presentando en el camino.

“A quien no le gustaría estar en una selección, eso sería un gran logro y me sentiría orgulloso, y no solo yo, toda mi familia también porque ellos me apoyan mucho en esto”, comentó esta promesa de jugador.

Precisamente su familia lo impulsó a que fuera tras su sueño, específicamente su abuelo y tío, ya que ellos dos también practicaron fútbol en algún momento y esperan que él mantenga la tradición familiar, pero esta vez de manera profesional.

Y si de apoyo se trata, su madre Tatiana Gómez es un pilar fundamental, por lo que Luis David se siente muy orgulloso y agradecido, ya que es consciente que sin los esfuerzos que ella realiza, él no podría practicar el deporte que tanto le apasiona.

Luis Diego Gomez“Mi mamá es maestra y trabaja de 7 de la mañana a 4 de la tarde, pero ella siempre se queda más tiempo para después poder acompañarme a los entrenamientos sin ningún problema y además porque la gasolina y todos los gastos ella los paga y por eso le doy las gracias”, indicó Gómez.

Luis también agradece la oportunidad que le brindan las selecciones regionales y todos los conocimientos que ha aprendido de los diferentes entrenadores que ha tenido a lo largo de este proceso.

“Hay que darle las gracias porque cuando uno vive en un lugar tan largo como yo, que le den a uno la oportunidad de darse a conocer haciendo lo que uno le gusta que es el futbol, es de agradecer porque así se llegan a cumplir los sueños que uno tiene, sin importar los sacrificios que haya que realizar”, concluyó Luis David.

Nota por Daniel Quirós León, colaborador departamento de prensa FEDEFUTBOL