Que el fútbol sea un deporte para disfrutar en familia y alejado de la violencia para que el espectáculo sea dentro del rectángulo de juego, es el objetivo de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL), que se reunirá con entidades deportivas y gubernamentales para buscar una solución a tan lamentables acontecimientos.

“Es triste y reprochable la situación que se dio ayer, estamos muy preocupados y ocupados por lo sucedido, por lo que debe haber un antes y un después de lo que sucedió en Cartago”, declaró el presidente de la FEDEFUTBOL, Rodolfo Villalobos.

El máximo jerarca del fútbol a nivel nacional indicó que tiempo atrás se hicieron varias reuniones con la UNAFUT y el Ministerio de Seguridad y se tomaron acuerdos que hoy en día no se están cumpliendo.

“El sábado por la noche me doy cuenta de que no se había dado el permiso para que se realizara el partido entre Cartaginés y Herediano, luego anoche me entero de lo sucedido. Inmediatamente me comuniqué con el ministro de seguridad y hablamos para coordinar una reunión con el afán de que podamos establecer directrices y tomar las decisiones necesarias, pero sobre todo que se cumplan”, aseveró Villalobos.

El presidente de la FEDEFUTBOL manifestó que en este momento lo más importante es la vida del joven que fue brutalmente golpeado y que todos entiendan que no se debe cobrar una vida humana para tomar cartas en el asunto y ponerse de acuerdo.

“Me parece que a los clubes se les debería instar a que sus barras no vayan a un estadio de visita, como lo hace las aficiones de Alajuelense y Saprissa. Mientras, nosotros vamos a interceder y a valorar todos los planes y proyectos de seguridad que puedan favorecer al fútbol costarricense”, manifestó el jerarca de la Federación.

Según detalló Rodolfo Villalobos la idea es que exista un puente de comunicación entre el Ministerio de Seguridad Pública y los clubes para que estas situaciones no vaya más allá, de ahí que en los próximos días el presidente de la FEDEFUTBOL se reunirá con todos los involucrados para nuevamente establecer normas de seguridad que cada club deberá cumplir.