Sembrar valores, educar, entretener y hasta descubrir niños con talentos futbolísticos; en eso se ha convertido la escuelita de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) que desde hace más de un año se convirtió en un método de distracción para muchos niños en riesgo social.

La cancha sintética de fútbol once recibe cada sábado a más de 90 niños, procedentes de las zonas de riesgo social aledañas al Complejo Deportivo FEDEFUTBOL – Plycem. Entre tanto niño sobresale una de las pocas Nicole Ferreto Brenes, Escuela de Fútbol FEDEFUTBOL (2)mujeres que conforman esta escuelita, su nombre es Nicole Ferreto Brenes de 12 años.

Sentada, poniendo atención a cada indicación y a la espera de su turno, así encontramos a Nicole, una niña que ama jugar fútbol y más aún si es en la escuela de la Federación.

“Fue una amiga que me comentó la posibilidad de entrar a la escuelita de la Federación y no lo pensé dos veces para decirle a mi papá que me inscribiera. Entrenar en el mismo lugar donde se preparan tantos jugadores y jugadoras de las selecciones nacionales es algo increíble, por eso no desaprovecho la oportunidad”, dijo Ferreto.

La niña comentó que en cada práctica los entrenadores se enfocan en la enseñanza de la técnica y la preparación física lo que le ha permitido crecer como futbolista y hoy en día ser parte del proceso de Selecciones Regionales Femeninas.

“Tengo bastante de estar aquí y me gusta la enseñanza que nos dan, porque además de ver todo lo referente al fútbol nos inculcan la disciplina, algo muy importante y que me abrió las puertas para pertenecer a regionales”, aseveró la jugadora.Nicole Ferreto Brenes, Escuela de Fútbol FEDEFUTBOL (3)

Describiéndose como una delantera guerrera que ama hacer goles, la oriunda de Santa Ana indicó que siempre ha admirado a Shirley Cruz, jugadora que con trabajo y entrega se convirtió en una referente del fútbol femenino costarricense.

“Mi sueño es poder jugar profesionalmente y llegar a ser como Shirley Cruz, una muy buena deportista que brilla en el extranjero”, manifestó la niña.

Por el momento esta joven soñadora aseguró que aún le queda mucho camino que recorrer, por lo que seguirá trabajando para ser una buena persona y deportista, manteniendo vivo su objetivo de algún día vestir la camiseta de la Selección Nacional.