Se considera un jugador luchador, que le entra a todo y no quiere dar nunca una bola por perdida. De su mamá aprendió que pese a las adversidades y los obstáculos se puede salir adelante y así lo ha puesto en práctica. Él es Walter Cortés Pérez defensa de la Selección Sub 17 masculina.

Le gusta ir al cine, la sopa negra es su comida favorita y pese a que aún no lo tiene definido claramente, se vislumbra siendo criminólogo.

WhatsApp Image 2017-09-29 at 10.33.44Por la posición en la que juega, Marcelo es su jugador preferido internacionalmente y en el ámbito nacional, admira a Ronald Matarrita, por ser tan joven y ya estar jugando fuera desde hace tiempo.

¿Cómo inició en el fútbol?

Mi mamá trabajaba en unas canchas de fútbol 5 y ahí entrenaba una escuelita de Saprissa, ella me empezó a llevar y ellos quedaron en llamarme, pero no lo hicieron, luego mi papá me llevó a Herediano, ahí jugué un día contra Saprissa y fue como ingresé al cuadro morado y me sigo manteniendo ahí.

¿Qué representa para usted jugar un mundial?

Es algo inexplicable, jugar en un mundial es el premio a todo el esfuerzo que se ha hecho y es una gran puerta para uno. Es un orgullo total.

WhatsApp Image 2017-09-29 at 10.36.53¿Qué aprendizaje le ha dejado este proceso?

Dar siempre el máximo en todo lo que se hace y que no se puede bajar los brazos porque viene alguien más atrás que puede aprovechar y quitarte el espacio.

¿Cómo se describe como jugador y como persona?

Como jugador soy muy luchador, de los que nunca afloja y como persona me gusta mucho interactuar con la gente.

¿Quién ha sido la persona que más lo ha apoyado en este proceso?

Mi mamá, Katia Pérez me apoya, ella es todo para mí. Me ha enseñado que pese a las adversidades todo es posible.

¿A qué aspira en la Selección?

Aspiro primero a poder jugar en este mundial, tener la oportunidad de hacer un buen papel y que la selección logre grandes cosas. Luego, espero estar en los próximos procesos de selecciones menores hasta llegar a la mayor que es el mayor sueño.