Viajar todos los días desde Puriscal hasta la casa de las Selecciones Nacionales, el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL-Plycem, para entrenar con la Selección Sub 17 femenina, es una pasión que una jugadora como Fernanda Murillo Rojas conoce muy bien.

Levantarse temprano para asistir al colegio de Puriscal, en donde cursa el décimo año, salir rápido de clases para tomar el bus de la una de la tarde para llegar a tiempo a entrenar con la Tricolor infantil, un trayecto que de regreso a casa se repite pero que, a pensar de que es desgastante, para Murillo no es un impedimento para mantenerse trabajando por su sueño futbolista.

Fernanda Murillo (2)Pese a que llega tarde a su casa y se levanta muy temprano para esta puriscaleña la alegría de estar en la Selección es mucho más grande que la distancia que tiene que recorrer todos los días.

Fernanda Murillo tiene 15 años juega con el equipo de la academia Morpho FC y tiene muchas expectativas de estar en el cuadro tricolor, que está a las puertas de enfrentar el Premundial de la CONCACAF en Nicaragua.

¿Quién es Fernanda Murillo?
Me gusta mucho salir y estar con mis amigos o con mi equipo. Me llevo bien con mis compañeras; en general me gusta socializar con la gente.

¿Cómo inició en el fútbol?
Estaba en el “cole” e hicieron pruebas, yo no sabía nada así que no participé de ellas, pero un profesor llegó y preguntó por mí en el aula y me dijo que si quería jugar, yo le dije que sí. Jugué el primer partido y me dijeron que les gustó mi desempeño y por ahí fue como llegué a la selección.

Fernanda Murillo (3)¿Quiere seguir los pasos de alguna jugadora?
No es una aspiración ser como alguien, solo ser uno mismo, simplemente quiero darlo todo para llegar bastante largo.

¿Por qué decidió dejar La Sele y qué la impulsó a volver?
Faltaba mucho al colegio entonces decidí dejar el fútbol de lado para centrarme en los estudios. No iba mal, pero si ocupaba subir las notas así que preferí mejorar eso y gracias a Dios me volvieron a llamar.

¿Cómo se ha sentido?
Fue inesperado regresar a la selección, pero tengo muchas ganas de estar aquí y de mantenerme.

¿Cómo se vive estar a las puertas del Premundial?
Es algo muy importante y de mucho peso porque comenzamos a competir, pero siento que nos va a ir bien.

¿Cómo se encuentra la Selección Sub 17 femenina?
Bien, siento que si nos enfocamos en jugar y nos proponemos a ganar sé que sí se podrá conseguir la clasificación al Mundial.

¿Qué es lo más difícil de estar en La Sele?
No niego que es cansado, vivo en Puriscal y debo viajar en autobús, a veces me toca irme o venirme de pie y como no vivo en el centro debo tomar luego un taxi a la casa y llego tarde.