Después de un análisis del video de la conferencia del entrenador de Herediano, Jafet Soto, tras el partido contra Grecia del domingo pasado, el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) multó al técnico con ₡400 mil por las declaraciones contra el cuarteto arbitral.

El Tribunal consideró que dichas declaraciones pone en tela de duda la honorabilidad del árbitro Juan Gabriel Calderón; la sanción se basa en el artículo 42 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División.

Además, el Tribunal Disciplinario manifestó que no comparte y rechaza la actitud de Soto con respecto a excluir un medio de prensa de la conferencia post partido, y aclara que, no corresponde sanción porque la conferencia se desaLogo-FEDEFUTBOLrrolló tal y como se establece en el reglamento de medios de comunicación de la UNAFUT.

Siguiendo con ese mismo partido, el Tribunal volvió a ser uso del video para sancionar a un jugador. En este caso el castigado fue Randall Azofeifa con dos partidos de suspensión y una multa de ₡125.000, según lo estipula el artículo 35, ya que se determinó que incurre en una agresión contra el jugador de Grecia Allan Alemán, en un altercado que se dio al final del juego.

Por ese mismo hecho, Alemán recibió dos partidos de suspensión y una multa de ₡125.000 por golpear a un adversario (Azofeifa) sin estar en disputa el balón. Además, el jugador griego recibió un partido más de suspensión y una multa de 75 mil colones por formular reclamos en contra del cuarteto arbitral.

Para terminar con las sanciones de ese juego, el jugador rojiamarillo Junior Diaz fue sancionado con la suspensión de un juego y una amonestación económica de ₡75.000 por recibir una segunda tarjeta amarilla en un mismo encuentro, de conformidad con el artículo 32.

En otro escenario, el jugador Pablo Azcurra de Pérez Zeledón también fue sancionado con un partido de suspensión y con 75 mil colones por recibir una segunda tarjeta amarilla en un mismo encuentro (contra Alajuelense).

Esa misma sanción y por el mismo motivo la recibió el liberiano Félix Montoya tras el juego ante Santos de Guápiles, amonestaciones que también deberá cumplir su compañero Alonso Arias, pero por recibir la quinta tarjeta amarilla en un mismo campeonato, de conformidad con el artículo 33.

Por último, Rafael Rodríguez de la Universidad de Costa Rica recibió un castigo de dos partidos de suspensión y ₡100.000 de multa al ser expulsado con tarjeta roja directa por sujetar a un rival e impedir una oportunidad manifesta de gol en el juego contra Limón.