El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) dio a que, después de jugarse la fecha 21 del Campeonato Nacional de la Primera División, ocho jugadores fueron suspendidos con un partido por acumular cinco tarjetas amarillas.

Según recita el reglamento disciplinario del fútbol de la Primera División, en el artículo 33, se sancionará con una multa de 75 mil colones y un partido de suspensión a aquel jugador que acumule cinco tarjetas amarillas en un mismo campeonato.

Tomando en consideración esto es que los jugadores Byron Jiménez del Municipal Grecia, Mauricio Montero de Guadalupe FC, los saprissistas Henrique Moura y Mariano Torres, así como los jugadores Christian Reyes y Bryan Sánchez del Municipal Liberia, además de Víctor Gutiérrez de la Universidad de Costa Rica y Jonathan McDonald de Alajuelense, se perderán la última jornada previo a la etapa de cuadrangular.

Una amonestación adicional tiene el delantero Jonathan McDonald, debido a que el Tribunal Disciplinario consideró que el jugador incurrió en conducta contraria a las normas del “fair play”, al dar declaraciones aceptando que acumuló su quinta tarjeta amarilla adrede, por lo que de conformidad con el artículo 29, inciso 7, del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División, se determinó sancionarlo con 100 mil colones más de multa.