Los jugadores Róger Rojas de Alajuelense y Omar Arellano del Herediano fueron sancionados con un partido de suspensión por el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol después de la jornada 3 de la cuadrangular final del torneo de Clausura 2018.

Ambos jugadores fueron sancionados, según el artículo 33 del Reglamento de la Primera División, por acumular cinco tarjetas amarillas en un mismo campeonato. Además de la suspensión de un partido se les impuso una multa de 75 mil colones.

La Liga Deportiva Alajuelense también fue multada con 150.000 mil, ya que se determinó que sus junta bolas perdían tiempo de manera evidente. Esta conducta es reincidente en el equipo manudo, por lo que se le aplicó lo estipulado en el artículo 52 inciso 18 apartado b.