Nuestros 23 mundialistas de Rusia 2018 así como las 35.000 personas que asistirán al Estadio Nacional para el juego de despedida ante Irlanda del Norte, vivirán una gran fiesta que estará llena de sorpresas, por lo que invitamos a los aficionados que tienen su boleto llegar a partir de las 8:30 a.m.

Aunque el pitazo inicial del compromiso será a las 11 a.m. las sorpresas comienzan desde que se habiliten los accesos del Estadio. Uno de los grandes premios lo tendrán las primeras 54 personas que ingresen al Estadio, quienes se llevarán una camiseta original de La Sele; en los 54 accesos estará un personero de la FEDEFUTBOL entregando el premio.

Antes del partido también se le hará un homenaje a Keylor Navas, portero que ganó tres veces consecutivas la Champions League con el Real Madrid; además se está promoviendo un minuto de aplausos para Navas al minuto 13, en conmemoración con las 13 Copas de Europa del equipo merengue.

En la plazoleta del recinto, también habrá muchas sorpresas de los patrocinadores, entre esas la rifa de un televisor de 55 pulgadas y un celular S 9 entre quienes se tomen un selfie en el toldo de Samsung. Este premio se entregará del 4 al 8 de junio posterior a la rifa respectiva.

Además, en cada plazoleta (este y oeste) habrá una manta con un mensaje motivacional que firmarán todos los aficionados entre 8:30 a 11 a.m.  Las mantas serán entregadas al final del medio tiempo por 2 personas que se escogieron mediante dinámicas en las redes sociales.

Otro de los grandes momentos previo al partido se dará entre las 9:50 y 10:10 a.m. cuando de manera oficial se realice el lanzamiento de la canción de La Sele, que será cantada en vivo por David Nick y Blue Hamilton en una tarima que será colocada en la cancha y reproducida en las pantallas gigantes del estadio.

En el momento en que ingresen los jugadores a la cancha para los actos protocolarios, los recibirán con un arco, un pedestal y se extenderá una manta en el centro de la cancha con un mensaje motivacional para los seleccionados.

Al medio tiempo del partido, nuestro patrocinador Scotiabank tendrá una dinámica en cancha con algunos aficionados. Y para finalizar, los balones que se usarán en el partido llevarán mensajes de los aficionados que fueron recogidos a lo largo de la semana y se le entregará un balón a cada jugador y otro a Óscar Ramírez como recuerdo y motivación para el Mundial de Rusia, 2018.