oscar ramirez y arzobispo jose rafael quiros