San Petersburgo (Rusia)- Con las maletas cargadas de ilusión y el compromiso de dar lo mejor por el país, la Selección nacional llegó ayer a la Ciudad de San Petersburgo, sede de su campamento durante la Copa del Mundo de Rusia 2018.

La Tricolor entrenó en horas de la mañana en Bélgica por espacio de una hora y treinta minutos en el estadio Rey Balduino, donde acudieron los jugadores que actuaron menos minutos o no jugaron ante los belgas el lunes.

Tras el almuerzo se trasladaron al aeropuerto y a las 3:30 pm salieron con destino a Rusia, en un vuelo que duró cerca de 3 horas, hasta el aeropuerto de San Petersburgo.

Una comitiva de FIFA les esperaba al pie de las escaleras del avión, junto a varios medios de comunicación que acudieron a darle cobertura, encabezados por FIFATV.

Tras un rápido paso por migración abordaron el autobús mundialista, en el que destaca la frase “No hay imposibleSele MAyor llegada a hotel de concentración en Rusia 12 junio 2018 cuando juega todo un país”, que es la escogida para acompañar a la Tricolor durante la Copa del Mundo.

En un rápido recorrido de menos de 10 minutos llegaron al Hotel Hilton Honor, que será la casa de La Sele, durante su estancia en Rusia. Un selecto hotel que reúne las mejores condiciones para la comodidad de los jugadores y toda la delegación.

Allí fueron recibidos por el señor embajador de Costa Rica en Rusia, Arturo Fournier, quien les dio unas palabras de bienvenida. Posteriormente un grupo folclórico ruso les deleito con varias canciones.

Uno de los más emocionados fue el delantero Marco Ureña, quien vivió por 4 años en Rusia mientras jugaba con el Krasnodar y ahora regresa para disfrutar de un Mundial.

“No puedo explicar la felicidad de estar aquí, viví en este país y era como un sueño volver, la verdad estoy muy contento y lo que queda ahora es disfrutar el momento y esperar que sea un buen mundial para todos nosotros”, externó Ureña.

Por su parte el menor del grupo y el último en integrarse, Ian Smith, para quien este es su primer Mundial mayor, luego de haber actuado en uno infantil (Chile 2015) y uno juvenil (Corea del Sur 2017), agradeció a Dios por la bendición de estar en Rusia. “La bienvenida muy bonita, ahora queda trabajar fuerte para darle una alegría al país”.

Rodney Wallace manifestó que este es un momento increíble que quieren disfrutar al máximo, pero ante todo hacer las cosas de la mejor manera para así dejar el nombre de Costa Rica en alto.
El equipo este miércoles tendrá en horas de la mañana la sesión de fotos y charla de bienvenida por parte de la FIFA, en la que les detallarán toda la reglamentación del torneo.

A partir de las 4 pm tendrán la primera jornada de entrenamiento en Campamento Base, que es el Olimpiyets Stadium en el centro de San Petersburgo. Esta primera practica será abierta al público.