San Petersburgo, Rusia- Con un entrenamiento abierto para que los vecinos de la comunidad de Pushkin, sede del campamento de la Tricolor, pudieran disfrutar, el conjunto nacional realizó su primera practica en Rusia, en medio de la algarabía de cientos de aficionados, que alentaban al ritmo de “oe, oe, oe, ticos, ticos”.

La práctica abierta se extendió por espacio de casi dos horas, en las que, al mando de Oscar Ramírez, se combinaron trabajos físicos con aspectos tácticos.

“Continuamos en la preparación previo al debut, pero ya estamos en Rusia y la fiesta mundialista debemos vivirla”, dijo el mediocampista Celso Borges, en la zona mixta del estadio Olimpiyets.

El experimentado jugador indicó que rescataron cosas positivas de los fogueos y que ahora están enfocados en corregir aquellos errores que durante el Mundial les pueden pesar.

“La actitud está siendo buena ante toda esta situación y vamos para adelante, enfocados en la meta y es sacar el primer partido”, acotó Borges.

Esta opinión la compartió el defensor Giancarlo González, quien de manera honesta y transparente dijo que la zona defensiva es algo que deben mejorar de cara al duelo ante Serbia.

“Obviamente estamos sorprendidos por el resultado de los dos partidos y nosotros como jugadores somos los primeros responsables. Estamos entre las mejores selecciones del mundo, no podemos dar presentaciones de ese tipo y el domingo es la hora de la verdad, debemos hablar en la cancha”, enfáticamente indicó González.

Al finalizar el entrenamiento los jugadores se acercaron a la afición para firmar autógrafos y tomarse fotografías.

“Siempre es bonito compartir con los aficionados, sentir su apoyo y que también están viviendo esta fiesta mundialista”, comentó el defensor Ian Smith.

Durante la firma de autógrafos el joven Ivan korzhenevskiy asomó un rótulo que decía: “Bienvenido a Rusia querido Keylor Navas, por favor dame un autógrafo”, letrero que no pasó desapercibido para el guardameta, quien apenas lo vio, no solo le firmó la fotografía que llevaba, sino que se quitó su camisa de entrenamiento, la autografió y se la dio a joven ruso.

“No puedo expresar la alegría tan grande que siento, no sabía si iba a poder conseguir el autógrafo, pero además de esto tener su camisa y firmada… estoy más que feliz”, señaló el joven.

La Sele volverá a los entrenamientos este jueves 14 de junio, cuando a partir de las 4 p.m. entrenen nuevamente en el estadio Olimpiyets.