Samara (Rusia). Con el reconocimiento del Samara Arena, la Selección de Costa Rica cerró su preparación para jugar ante Serbia, equipo que enfrentarán este domingo a partir de las 4 p.m. (hora local), en el arranque de la Copa del Mundo de la FIFA, Rusia 2018.

Previo al entrenamiento oficial el director técnico Oscar Ramírez y Giancarlo González comparecieron ante los medios de comunicación, conferencia en la que ambos aseguraron estar listos para comenzar a construir una nueva historia para los ticos.

“A partir de mañana tenemos que escribir una nueva historia para Costa Rica. Nos hemos preparado mucho para 

este momento y mañana buscaremos poner en práctica todo lo que hemos hecho”, dijo el defensor nacional.

Propiamente sobre el duelo ante Serbia el estratega de la Tricolor aseguró conocer muy bien al rival que enfrentarán, por lo que reconoció que para armar el equipo que saltará al terreno de juego tomó en consideración el desarrollo físico de los europeos.

“Cuando se hace la alineación es pensando en virtudes y defectos del rival. Hemos armado una alineación para contrarrestar el juego aéreo”, acotó el técnico.

Oscar Ramírez señaló que la clave ante los serbios será el equilibrio que puedan encontrar entre la defensa y el ataque.

“Mañana van a haber momentos claves, Serbia es una selección que presiona mucho, por lo que en los primeros 20 minutos tenemos que saber manejar el equilibro de las acciones y tratar de cambiar el ritmo, pensando en que Serbia se nos venga encima si vamos ganando”, aseveró el estratega nacional.

Por su parte Giancarlo González resaltó que han visto muchos vídeos de Serbia y que la principal fortaleza del rival por combatir es su despliegue físico.

“Ellos saben usar bien su cuerpo y saben contrarrestar con esto al futbolista rival, además son intensos y nosotros nos hemos preparado para tratar de que eso no afecte. De momento lo importante es lo que debemos hacer nosotros dentro del terreno de juego”, dijo el defensa.

El zaguero cerró diciendo que el primer partido siempre es muy importante porque permite romper el hielo y sacar tres puntos que los dejarían con un pie en la siguiente ronda.

El partido entre Costa Rica y Serbia será dirigido por Malang Diedhiou como árbitro, los asistentes serán Djibril Camara y El Hadji Samba, todos de Senegal, mientras que el secretario arbitral será Bamlak Weyesa de Etiopía.

Según se detalló en el congresillo técnico La Sele saltará al terreno de juego con su tradicional uniforme camisa roja, pantaloneta azul y media blancas.