El clásico nacional dejó varias multas y sanciones para Alajuelense y Saprissa, según estipuló el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL).

El equipo más afectado económicamente fue Alajuelense, ya que deberá pagar 700.000 colones en multas.

La mayor fue por ‎400.000 colones por ofensas proferidas al cuerpo arbitral por Ferlín Fuentes Alpízar, en cumplimiento inadecuado de su cargo de Jefe de Prensa del equipo, de acuerdo con el artículo 29 inciso 4 del Reglamento Disciplinario de la Primera División.

Por su parte, Fuentes deberá cancelar 100.000 colones por dicha conducta en el ejercicio inadecuado de sus funciones como Jefe de Prensa.

Las otras dos multas a los alajuelenses son por ‎₡100 mil cada una; la primera por la invasión al terreno de juego de un aficionado sin alterar el desarrollo del partido, según el artículo 63 inciso 1. La segunda, por ese mismo monto, fue por la pérdida de tiempo de los juntabolas al retener y no entregar los balones, de conformidad con lo establecido en el artículo 52 inciso 18 apartado b.

Mientras que el Deportivo Saprissa deberá pagar una multa de ‎₡100 mil por recibir 5 o más sanciones de parte del cuerpo arbitral (6 tarjetas amarillas) por primera vez en la temporada, de conformidad con el artículo 39.

Además, el defensa morado Alejandro Cabral fue multado con 75 mil colones y suspendido con un partido por acumular 5 tarjetas amarillas en un mismo campeonato, de conformidad con el artículo 33.

En otras sanciones, el jugador Jorge Gutiérrez de Carmelita también deberá pagar 75 mil colones de multa y quedará suspendido un partido por acumular 5 tarjetas amarillas en un mismo campeonato, de conformidad con el artículo 33.

El duelo del Caribe también dejó consecuencias. Limón F.C. fue multado con ‎₡100.000 por recibir 5 o más sanciones de parte del cuerpo arbitral (6 tarjetas amarillas) por primera vez en la temporada, y su jugador Jefferson Brenes deberá pagar ‎₡125.000 y fue suspendido con tres partidos por patear con uso de fuerza excesiva un adversario en su estómago sin estar en disputa el balón, de conformidad con el artículo 35 inciso 3.

Esa misma sanción la recibió el jugador del AD Santos Starling Matarrita (125 mil colones y 3 partidos de suspensión) al golpear a un adversario en su rostro mediante un puñetazo con uso de fuerza excesiva sin estar en disputa el balón.

Por último, la UCR recibió una multa por ‎₡200 mil por recibir 5 o más sanciones de parte del cuerpo arbitral (6 tarjetas amarillas) por tercera vez en la temporada, de conformidad con el artículo 39.