Vivir en carne propia lo que vive un seleccionado no sólo ilusiona, sino que alimenta el deseo de trabajar duro para llegar en algún momento a pertenecer a ese selecto grupo de jugadores llamados, seleccionados nacionales.

Y es que después de cada proceso de selecciones regionales, un grupo de 25 jugadores entrena una vez a la semana durante un mes para quedar en la reducida lista que integrará la selección Sub 15, en donde inicia ese sueño empinado hacía la Selección Absoluta Mayor.

Luis Fernando Rodríguez es uno de esos jugadores que sueña con alcanzar algún día la fama y el cariño de los costarricenses haciendo lo que más le apasiona, jugar al fútbol, aunque eso represente dejar su querido Puerto Jiménez o tener que trasladarse por más de 9 horas.

Rodríguez lleva entrenando dos semanas en el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL, con el grupo final de Selecciones Regionales bajo la supervisión del staff de Selecciones Menores coordinado por Marcelo Herrera.

“Es algo precioso venir acá, entrenar en estas canchas en donde la Selección Nacional lo hace. Todo el proceso hasta llegar acá ha sido muy lindo, cansado, pero vale la pena, quiero quedar en esa lista para la Sub 15 y espero que mi esfuerzo valga la pena”, dijo Rodríguez.

A sus 14 años, Luis Fernando consideró que lo vivido en estas dos semanas ha sido de las mejores y recordó como inició esta experiencia.

“Estaba jugando en Jiménez, llegaron y me dijeron que si quería hacer el proceso de Selecciones Regionales, fui a Cortés a hacer la prueba y quedé en la lista de 25 jugadores. Estar aquí te alimenta el sueño de ser seleccionado”, comentó el jugador de regionales.

Luis Fernando juga de lateral izquierdo, pero su jugador favorito y a quién admira es de una posición totalmente diferente, Keylor Navas.

Los jugadores se ganaron esta oportunidad de estar acá pasando por un filtro en este último semestre en la que se observaron aproximadamente mil jugadores de todo el país.