Monterrey, México. Sin la presión de tener que jugar por tres puntos, pero con el deseo de salir victoriosos en el “clásico” del área de la CONCACAF, se encuentran los integrantes de la selección de Costa Rica previo al juego ante México.

Contentos, motivados y concentrados, son palabras que se escuchan con frecuencia entre los integrantes de La Tricolor, quienes ven con ilusión este proceso, donde uno de los objetivos es creer en cada partido.

“Esto es un nuevo proceso y hay jugadores que eran importantes pero que por la edad ya no pueden estar acá. Evidentemente es una selección más joven y nosotros los de experiencia debemos ayudarles para seguir creciendo como equipo, pensando siempre en el país”, declaró el defensor Giancarlo González.

Para el “Pipo” González ser parte de la selección se ha convertido en un buen vicio y sueña con seguir teniéndolo.

“Esto es un vicio, pero bueno. Cuando se prueba en el primer mundial después se quiere ir al segundo y después al tercero, es esa pasión la que lo mueve a uno como futbolista”, aseveró González.

Propiamente sobre el duelo del próximo jueves el seleccionado Ulises Segura expresó que conocen muy bien a México, un equipo que llegará a atacar desde el inicio del duelo.

“Los mexicanos son viejos conocidos, tenemos muy claro su estilo de juego y lo que nos presentarán el próximo jueves, por lo que será un partido interesante, donde, evidentemente, saldremos a darlo todo”, manifestó Segura.

Ambos jugadores dieron su opinión sobre el nombramiento del director técnico Gustavo Matosas, a quien calificaron como un gran profesional, que con su experiencia llegará a aportar mucho en la tricolor.

“Es un técnico con gran recorrido y los números hablan por si solos, ha sido un entrenador muy exitoso, del cual estoy seguro vamos ha aprender mucho”, aseveró Ulises Segura.

Concepto similar tiene Giancarlo González, quien además indicó que cada estratega llega con su “librillo” y un estilo personal al cual se deberán adaptar.

“Lo que conozco es poco de él, pero estamos contentos de que ya sea oficial y quedamos a las órdenes. Por ahora esperar para ver si me toma en cuenta y adaptarnos a su estilo de juego”, acotó González.

Ambos seleccionados dijeron que el saber que Matosas estará en las gradas observando los fogueos más que una presión los motiva para trabajar el doble y demostrar todo lo que pueden aportar en la selección.