El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) dio a conocer los jugadores y equipos sancionados después de disputarse la fecha 18 del torneo de apertura del Campeonato Nacional de la Primera división.

El partido que más amonestados tuvo fue el disputado entre el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense.

De primera instancia a los jugadores Luis Hernández del equipo morado y Orlando Galo de Alajuelense fueron suspendidos con dos partidos y una multa de 100 mil colones por patear a un adversario, esto de conformidad con el artículo 35 inciso 3 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División.

Además, el jugador morado Mariano Torres deberá purgar un partido de suspensión y cancelar una multa de 75 mil colones por acumular su quinta tarjeta amarilla durante el presenta campeonato. Esa misma sanción la recibió el asistente técnico de Alajuelense, Fernando Sossa, por desaprobar decisiones arbitrales con gestos y ademanes, según el artículo 34 inciso 1.

El Deportivo Saprissa deberá pagar 150 mil colones debido a que cinco personas recibieron sanciones (tarjetas rojas o amarillas) por parte del cuarteto arbitral.

Tras las solicitudes de investigación que envió la Liga Deportiva Alajuelense contra los jugadores Kevin Briceño y Mariano Torres, el Tribunal Disciplinario resolvió lo siguiente:

1- Este Tribunal consideró que los hechos que se logran evidenciar por parte del jugador Mariano Torres, son apreciados por el árbitro del encuentro, el cuál otorga ley de la ventaja puesto que la Liga Deportiva Alajuelense se encontraba realizando un ataque prometedor. Expuesto lo anterior, estamos frente a una situación que el árbitro apreció y pese a que consideró que existía una falta por dar ley de la ventaja, no consideró que la jugada fuera merecedora de sanción disciplinaria alguna (tarjeta amarilla o tarjeta roja), por lo que el Tribunal no puede resolver la situación al ser una cuestión de apreciación arbitral. El Tribunal luego de la votación simple toma el acuerdo de rechazar la solicitud de investigación por parte de la Liga Deportiva Alajuelense.
2- El Tribunal atiende la solicitud de la Liga Deportiva Alajuelense para determinar si procede o no una sanción al jugador Kevin Briceño. Teniendo como única prueba el video, se procede con su análisis de manera exhaustiva y este Tribunal considera que los hechos que se logran evidenciar por parte del jugador Kevin Briceño no corresponden, en primera instancia, a una agresión hacia el señor Ferlín Fuentes, como tampoco se logran determinar las supuestas amenazas que se indican en la nota que nos ocupa. El Tribunal luego de la votación simple se toma el acuerdo de rechazar la solicitud de investigación por parte de la Liga Deportiva Alajuelense.

Dejando de lado el clásico, los jugadores heredianos Keysher Fuller y Omar Arellano, así como Mauricio Núñez del Pérez Zeledón fueron amonestados con un partido de suspensión y 75 mil colones de multa, por acumular su quinta tarjeta amarilla durante el torneo, según lo estipula el artículo 33.

Por su parte, Johnny Gordon de Limón FC y Víctor Gutiérrez de la Universidad de Costa Rica deberán cancelar 75 mil colones y purgar un encuentro tras recibir dos tarjetas amarillas en un mismo juego. Mientras que Jossimar Pemberton del Cartaginés de igual manera fue amonestado con un partido por recibir doble amarilla, pero debido a que es la segunda deberá cancelar 100 mil colones.

También, el cartaginés José Sossa fue multado con 75 mil colones y un partido de suspensión por desaprobar decisiones arbitrales con gestos y ademanes, esto de conformidad con el artículo 34 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División.

Entre los equipos sancionados, están la Universidad de Costa Rica y Guadalupe FC, los cuales deberán cancelar 200 mil colones debido a que seis personas de su respectivo club recibieron sanciones por parte del cuarteto arbitral (Tarjetas rojas o amarillas). En el caso de la UCR es la sexta vez y Guadalupe la cuarta ocasión.

Por último, el Club Sport Herediano recibió una multa de 100 mil colones por lanzamientos de objetos al terreno de juego.