(Bradenton, Florida). Después de una inusual salida de Costa Rica, la selección sub 20 ya está instalada en el Academia IMG en Bradenton, Florida (Estados Unidos) y tiene como objetivo clasificar al Mundial de la FIFA, Polonia 2019 en el Premundial de la CONCACAF.

El viaje de la Tricolor estaba previsto para el pasado domingo, sin embargo, una falla en el avión obligó a aterrizar en San José 20 después de emprender el vuelo. La salida del equipo fue el lunes por la mañana, y sin ningún contratiempo, por la noche se instaló en la Academia estadounidense.

Este martes los seleccionados reconocieron el campus con una caminata por las instalaciones y en la tarde realizarán los trabajos en cancha para afinar los últimos detalles previo al debut de la eliminatoria, que será este jueves 1 de noviembre contra Bermudas (3:30 p.m. hora tica).

“El grupo está mentalizado en el objetivo desde que fuimos a la gira a Catar, ya sabemos lo que nos venimos a jugar, por lo que queremos salir campeones del torneo y clasificar al Mundial”, dijo Diego Mesén, uno de los jugadores de más experiencia del grupo.

El defensa tiene una motivación extra, ya que está por disputar una eliminatoria que lo pondría en su tercer mundial menor (disputó el sub 17 en Chile y sub 20 en Corea del Sur).

“Desde que terminó el Mundial sub 20 pasado me puse de meta participar en Polonia, por eso estoy muy contento de estar acá. La motivación está muy bien, todos queremos ir a Polonia, pero hay que ir paso a paso”, agregó el jugador.

Mesén ha asumido su rol de líder, aunque asegura que otros compañeros también han aportado su grano de arena para mantener el objetivo claro. “La responsabilidad es muy grande, soy el que tengo que dar el ejemplo tanto dentro y fuera de la cancha, pero también hay otros jugadores de mucha experiencia como Alexis Gamboa y Andy Reyes que lo hacen muy bien”, agregó el futbolista.

Por su parte, el volante Amferny Arias manifestó que, al palpitar el inicio de la eliminatoria, la motivación crece más por disputar ese primer partido. “Estamos emocionados de que inicie la competencia, las instalaciones son increíbles y a cualquiera le gustaría jugar acá. Venimos mentalizados y listos para dar lo mejor, Dios quiera que se nos dé la posibilidad de clasificar”, dijo Arias.

El seleccionado acumula ya un proceso eliminatorio sub 17 y una participación mundialista (India, 2017), por lo que considera que ese roce será muy importante para ponerlo a disposición del equipo.

“Ya nos vamos dando cuenta cómo hay que manejar ciertos aspectos del partido y qué nos vamos a enfrentar, por lo que creo que es importante. Hemos venido trabajando fuerte y siempre con la idea de juego que quiere el profesor”, agregó.

Costa Rica está ubicada en el grupo E junto con Bermudas, Barbados, Haití y Santa Lucía. El primer lugar enfrentará en la siguiente fase una triangular donde saldrán dos clasificados al Mundial de Polonia, 2019.