Bradenton, Florida. Tres partidos disputados, nueve puntos logrados, ocho goles a favor y ni un gol en contra. Ese es el panorama de la selección sub 20 de Costa Rica en el Premundial de la CONCACAF, la cual ahora tendrá espacio para recuperar al equipo antes de cerrar la fase de grupos el próximo viernes.

La Tricolor se subió a la cima del grupo E tras su paso perfecto, seguido está Haití, que se quedó con seis puntos, mientras que Santa Lucía se ubica en la tercera posición con tres unidades y Barbados aun no puntúa.

Si bien, La Sele sub 20 tiene pie y medio en la siguiente fase, aún no se puede dar por sentado, ya que falta cerrar con broche de oro ante Santa Lucía el viernes a las 4:30 p.m. (hora tica), aunque el miércoles ya podríamos tener la clasificación por adelantado en el caso de que Haití pierda puntos en su juego ante Barbados.

El equipo se dividió en dos grupos esta mañana basados en la cantidad de minutos que han jugado en estos tres primeros partidos. Los que han acumulado más minutos realizaron un trabajo regenerativo mientras que el resto hizo un trabajo físico en cancha.

“La recuperación va a ser muy importante, desde la mañana comenzamos con eso porque nos enfrentamos a equipos fuertes, por lo que el desgaste físico iba a ser muy grande. Estos equipos han ido evolucionando y los habíamos estudiado muy bien, por eso sabíamos que el desgaste iba a ser mucho”, manifestó el portero de la Tricolor, Kevin Chamorro.

El oriundo de Sardinal de Guanacaste ha sido un pilar fundamental para estar cerca de cumplir este primer objetivo, ya que en estos tres primeros partidos la juvenil no ha recibido ni un solo gol. Chamorro ha respondido bastante bien en las jugadas que nos han generado peligro.

“Estamos para intervenir cuando sea necesario y aportar nuestro granito de arena para nuestra selección. Esto es trabajo de todos, nos propusimos el reto de mantener el arco en cero y lo hemos hecho de la mejor manera”, agregó.

El lateral Carlos Martínez también considera que estos tres días serán de mucho provecho para el equipo, ya que el desgaste de jugar tres partidos de día de por medio, es bastante.

“Estos tres días serán bastante importante para lo que viene, todavía nos queda un partido y esperemos que lo podamos sacar para empezar de buena manera para lo que viene. Todo el equipo se ha desempeñado bastante bien, hemos tomado bastante confianza y hemos crecido”, dijo.

El jugador cumplió de gran manera este lunes al tomar la función de lateral izquierdo ante el descanso preventivo que se le dio a Wálter Cortes, quien sufrió un pequeño golpe en el segundo partido, y a su vez dio un mensaje de que todos están listos para apoyar en cualquier momento y en cualquier posición.

“Todos somos profesionales aquí, sabemos que donde el profesor nos ponga tenemos que dar la talla, hacerlo igual o mejor que el compañero”, agregó.

Costa Rica cerrará la fase de grupos el viernes ante Santa Lucía y con un triunfo asegura el primer lugar del grupo, sin importar el resultado que obtenga Haití en su último partido de la fase que será este miércoles contra Barbados. Con el primer lugar la Sele ganará el derecho de estar en una de las triangulares finales donde dos selecciones clasificarán al Mundial de Polonia, 2019.