Bradenton, Florida. Los jugadores de la selección juvenil de Costa Rica tienen algo claro: solo unidos se logrará el objetivo de clasificar al Mundial de Polonia, 2019.

Con el empate conseguido ante Honduras en el primer juego de la triangular, la Tricolor sigue con posibilidades de obtener uno de los dos cupos que se disputan en esta etapa. El escenario que colocaría de manera directa a La Sele sub 20 en la cita mundialista sería con un triunfo ante Estados Unidos el próximo viernes.

Aunque con el empate e incluso la derrota los ticos tendrían chance de conseguir el cupo, los seleccionados amanecieron este miércoles mentalizados en sacar el triunfo ante los estadounidenses y así allanar el camino hacia Polonia. El juego se disputará el viernes a las 6:30 p.m. (hora tica).

“Lo tenemos que asumir con mucha responsabilidad, será un partido difícil y tenemos que ir a ganar. La motivación siempre va a ser muy importante, queremos clasificar al Mundial y unidos lo vamos a lograr”, manifestó Sebastián Castro, volante de contención de la juvenil.

El futbolista considera que deben de potenciar sus virtudes para hacer más daño al rival y poder sacar los tres puntos que los pondrían en el Mundial.

“Tenemos que seguir con la idea de juego de nosotros, no olvidar lo que hemos trabajado, jugar por las bandas y concretar las opciones que tengamos; creemos en nosotros y juntos lo vamos a lograr”, agregó.

Por su parte, Joshua Navarro también cree que la unión de grupo será fundamental en estas próximas horas, en donde el apoyo entre todos debe prevalecer en todo momento. “Lo primordial será estar juntos, vamos a afrontar el partido con mucha responsabilidad y motivación, y vamos a dar el 100% en la cancha para sacar el resultado y la clasificación”, dijo.

Navarro agregó que aún se depende de ellos para la clasificación, por lo que se debe de confiar en lo que pueden hacer y en sus capacidades. “Con el modelo de juego que nos ha dado el profesor creemos que podemos hacerle daño al rival y sacar el partido”, enfatizó.

Costa Rica y Honduras comparten la primera posición de esta triangular con un punto cada una y deberán de jugar contra Estados Unidos el viernes y lunes, respectivamente.

Según el formato de CONCACAF, en caso de empate en puntos el primer criterio de desempate será la diferencia de goles o los goles anotados; si persiste el empate la selección que acumule menos puntaje de acuerdo con tarjetas amarillas o rojas será la que lleve la ventaja.

La organización determinó que la primera tarjeta amarilla tiene un valor de un punto, la segunda tarjeta amarilla/roja indirecta tendrá un valor de tres puntos, tarjeta roja directa acumularía cuatro puntos y la tarjeta amarilla y roja directa sumará cinco puntos.