Un fútbol mucho más intenso, con juego ofensivo, pero sin descuidar el bloque de la defensa, es la estrategia que busca implementar el cuerpo técnico de la selección nacional para el nuevo proceso, que arrancará el próximo fin de semana con el fogueo ante Estados Unidos.

Entrenamientos cortos, de una hora y treinta minutos, pero muy intensos, así califican los integrantes de la Tricolor los trabajos bajo el mando del director técnico Gustavo Matosas, quien con velocidad pretende atacar a los norteamericanos.

“El trabajo que hacemos tiene el sello del profe, de lo que él quiere, un fútbol contundente arriba, ordenados atrás, que hagamos buen fútbol, con dominio del balón para salir jugando, algo que definitivamente ayudará mucho en el fútbol de Costa Rica”, dijo el guardameta Esteban Alvarado.

A las palabras del portero costarricense se unió el defensor Pablo Arboine, quien tras venir de un proceso de formación de selecciones menores y bajo el mando del entrenador Marcelo Herrera, la adaptación al nuevo sistema de juego le ha sido bastante sencillo.

“Los que venimos de selecciones menores nos ha ayudado mucho los seis años que pasamos ahí, pero para mí la forma de trabajar del profe Marcelo (Herrera) es similar a la de Gustavo Matosas; algunos jugadores hemos comentado que quizá porque uno es de Argentina y el otro de Uruguay ambos han traído un estilo de fútbol suramericano que le ponen mucho más ritmo de juego”, aseveró Arboine.

Esteban Alvarado indicó que la dinámica de los entrenamientos, donde se trabaja mucho y se habla poco, es característico del balompié europeo, algo que Matosas intenta llevar al seno de la Tricolor.

“Me gusta la dinámica que tenemos porque es muy parecido a lo que he vivido en Europa, entrenamientos que se absorben mucho, intensos, creo que esto es muy importante para el fútbol actual”, manifestó Alvarado.

Propiamente del rival que enfrentarán el próximo sábado, los seleccionados nacionales aseguraron que los norteamericanos tienen un equipo muy ordenado en su sistema y que buscarán ir al frente.

“Después de la victoria ante Panamá (3-0) me parece que es una selección agresiva, que va mucho al frente, que durante 90 minutos van a ser muy disciplinados a la hora de atacar y defender, por lo que tenemos que estar muy bien en el bloque ofensivo y defensivo”, dijo otro de los jugadores que atendió a los medios de comunicación, Barlon Sequeria.

La selección de Costa Rica arrancó este lunes la última semana de preparación previo al primer fogueo de la era de Gustavo Matosas, cuando se enfrenten a Estados Unidos, el sábado 2 de febrero, a partir de las 2:50 p.m. (hora tica).