Que los árbitros internacionales de UNCAF se actualicen en las normas de juego y tomen ritmo de cara a las competencias internacionales que se aproximan, es el fin por el que 20 árbitros de fútbol sala estarán durante los próximos tres días en un curso en las instalaciones de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL).

“Necesitamos que los árbitros se pongan al día, que tengan ritmo para que puedan ser tomados en cuenta en los próximos torneos internacionales y estamos trabajando en eso”, comentó el instructor FIFA de fútbol sala, Elix Peralta, quien estará brindando este curso.

El refrescamiento de las reglas de juego y la aplicación de estas durante los partidos serán los ejes centrales de esta capacitación.

“Por las mañanas estudiaremos las reglas de juego y en las tardes lo aplicaremos en el campo. Queremos que nuestros árbitros lleguen en el nivel óptimo para que CONCACAF y la FIFA los tengan en planes para dirigir en torneos eliminatorios y la Copa del Mundo”, aseveró Peralta.

Según detalló el instructor de la FIFA la idea es evaluar a los participantes, de manera que los árbitros que presenten mejor perfil en lo físico y técnico serán tomados en cuenta en las competiciones.

Uno de los participantes es el guatemalteco Carlos González quien no oculto la alegría que le da poder recibir un curso de tanta importancia que les abre las puertas para participar en competencias internacionales.

“Siempre es bueno mantenernos en constante capacitación, más aún que para todos nosotros el sueño es poder arbitrar en el próximo mundial, que se disputará el próximo año en Lituania”, aseveró el réferi.

Entre los árbitros se encuentran 6 silbateros costarricenses, en donde destaca la presencia de dos mujeres, las únicas árbitras del área.

“La oportunidad que Costa Rica le ha dado a las mujeres en el arbitraje es de aplaudir y más a ellas que han logrado meterse en un grupo que es bastante difícil, en donde para ingresar deben ganar las mismas pruebas que hacemos nosotros”, aseveró Carlos González.

El curso tendrá sesiones teóricas y prácticas de manera en que lo que se vea en las aulas se pueda implementar en la cancha con el objetivo de aclarar dudas y unificar criterios en la toma de decisiones con jugadas reales.