La III edición del torneo infantil Scotiabank – FEDEFUTBOL cerró la primera semana de acciones con la realización de la cuarta fecha en el estadio “Cuty” Monge en Desamparados, jornada que se dejó la escuela San Rafael.

Muchos goles, buenas jugadas, atajadas espectaculares y niños que figuraron dejaron esta jornada que sigue implementando la inclusión de las niñas, el trabajo en equipo, la recreación y el amor por el deporte.

El primer partido lo disputaron las escuelas de San Rafael y Sector Siete, en un duelo en el que los de San Rafael demostraron desde los primeros minutos la superioridad futbolística ganando 8 a 2, con cinco goles de Jesús Ramírez, dos de Dilan Cerdas y uno de Dyan Umaña. Mientras que por el Sector Siete anotaron Juan José Ortíz y Darwin Muñoz.

El segundo juego fue entre las escuelas del Sector Siete y la José Trinidad Mora Valverde, partido que dejó por fuera de la competencia a los del Sector Siete, tras perder 4 por 0. Los tantos de la José Trinidad los hizo Gabriel Carvajal con tres anotaciones y Aaron Fallas remató el partido sobre el cierre.

Pero el encuentro más disputado se quedó para el cierre de la fecha, entre San Rafael y José Trinidad Mora Valverde, dos equipos que con buen fútbol mostraron su deseo de querer mantenerse en la competencia.

Con un fútbol ofensivo y constantes remates a marco, los niños y niñas de la escuela de San Rafael lograron el pase, tras sumar su segunda goleada con marcador de 7 a 2. Los goles de los ganadores los hicieron: Jesús Ramírez con dos, Dyan Umaña aportó tres, mientras que Iván Vargas y Dilan Cerdas hizo uno cada uno. Para la escuela José Trinidad los dos goles los hizo quien al final de la jornada se quedó con el galardón de mejor jugador, Gabriel Carvajal.

Pero, aunque no fue nombrada la mejor portera durante la cuarta jornada sobresalió la guardameta Evolet Castro de la escuela José Trinidad Mora Valverde, quien además de debutar como la primera guardavallas del torneo se lució con buenas atajadas, manteniendo durante el primer partido el marco de su equipo en cero.

“Los nervios siempre están, pero fue bonito poder jugar en este torneo y aunque no logramos clasificar aprendimos que la victoria no lo es todo en la vida. Nosotros lo hicimos bien y por eso quedamos de segundos”, comentó Evolet Castro.

Para los ganadores por el sector de Desamparados, más allá de la victoria rescataron la oportunidad que se les da de poder participar en una competencia que les abre las puertas para iniciar un proceso de formación futbolística.

“Es lindo poder sumar, pero mejor es poder hacer amigos y practicar este deporte que tanto nos gusta”, dijo el goleador de la cuarta fecha, Jesús Ramírez.

La próxima semana, del 8 al 12 de abril, nos trasladaremos a la provincia de Guanacaste para recorrer las localidades de Tilarán, Katira, Bagases, Villarreal y Nicoya.