Bradenton, Florida. Un encuentro decisivo disputará la selección sub 17 en el Premundial de la CONCACAF este lunes 6 de mayo, cuando se enfrenten a Surinam, el último rival en la etapa de grupos y con el que se definirá los equipos clasificados a la siguiente ronda.

Tras la segunda jornada de partidos, la tabla de posiciones del grupo H coloca a Costa Rica y Panamá en la primera posición, con igualdad de 4 puntos, pero con una ventaja para los ticos de un gol a favor. Este panorama ubica el partido ante Surinam como decisivo para definir las posiciones de los tres clasificados a la siguiente fase.

El cuerpo técnico de la Tricolor tiene claro esta situación por lo que el descanso de los jugadores es crucial para darle un respiro a la base del equipo.

“A pesar de que nuestros jugadores están acostumbrados a este tipo de competencias las altas temperaturas y el jugar de día por medio les genera mucho desgaste físico, por eso estamos dándole descanso a aquellos jugadores que tuvieron participación en los dos primeros encuentros”, comentó el preparador físico del conjunto patrio José Sánchez.

Acerca del partido ante los surinameses el encargado de la parte física indicó que los jugadores saben lo que se juegan en este último partido, por lo que el primer objetivo será sacar la victoria y como segundo está anotar la mayor cantidad de goles para asegurar la primera posición.

“Será un partido fuerte, hemos vistos los dos primeros encuentros de Surinam y conocemos sus fortalezas, lo que debemos cuidar y por donde atacar. Nosotros mantendremos nuestra estructura de juego para sacar el resultado y amarrar la clasificación”, dijo Sánchez.

Mientras que el jugador Mathew Bolaños resaltó la potencia de las selecciones del Caribe, al ser equipos que algunos consideran accesibles, pero que durante los 90 minutos pueden complicar las cosas.

“Lo vivimos ante Curazao y sabemos que ante Surinam no será diferente, las selecciones que vienen del Caribe son difíciles, juegan mucho al físico y con velocidad nos tratan de contragolpear”, aseveró Bolaños.

El defensor enfatizó que para el cierre de la fase de grupos seguirán con un juego ofensivo y dominio del balón, evitando las faltas que les puedan dar al rival las opciones de atacar el marco costarricense.

Durante este domingo una parte de la selección de Costa Rica entrenó por la mañana en una de las canchas de la Academia IMG, mientras que los 11 que se midieron ante Curazao se quedaron en el hotel de concentración en sesión de masajes y terapia física para recuperarse.

Costa Rica y Surinam jugarán el lunes a las 2 p.m. (hora tica), partido con el que se cierra el grupo H.